jueves, 20 de noviembre de 2008

Saïl Mohamed Ameriane ben Amerzaine 1894-1953


Saïl Mohamed Ameriane ben Amerzaine

Nació el 14 de octubre de 1894 en Tarbeit-Beni-Ouglis, en la Cabilia argelina. Como muchos argelinos, apenas fue a la escuela. Conductor-mecánico de oficio, durante toda su vida luchó por forjarse una cultura. Procedente del Islam bereber, se convirtió en un ateo convencido. Durante la Primera Guerra Mundial fue recluido por insubordinación y deserción del Ejército francés. Ya estaba desarrollando simpatías por el anarquismo.

Al finalizar la guerra, con la reconstrucción del movimiento anarquista, se hizo miembro de la organización Union Anarchiste (UA). En 1923, junto a su amigo Sliman Kiouane, un cantante, fundó el Comité para la Defensa de los Indígenas Argelinos. En sus primeros artículos denunció la pobreza de los colonizados y la explotación colonial. Se convirtió en un experto en la situación del Norte de África. Organizó, junto a grupos anarquistas de París, mítines, tanto en francés como en árabe, sobre la explotación de los norteafricanos. Saïl organizó un grupo anarquista en Aulnay-sous-bois y se convirtió en uno de sus militantes más efectivos.

En 1929 se convirtió en el secretario de un nuevo Comité, el de Defensa de los Argelinos frente a la provocación del Centenario (el Estado francés estaba preparando las celebraciones del centenario de la conquista de Argelia el 5 de julio de 1830). Todas las tendencias del movimiento anarquista: la UA, la organización anarcosindicalista Confederation Generale du Travail syndicaliste-revolutionnaire (CGT-SR) y la Association de Federalistes anarchistes (AFA) denunciaron "el colonialismo asesino, la sangrienta mascarada". Sostuvieron el lema "¿Civilización? ¿Progreso? Más bien, ¡Asesinato!"

A continuación, Saïl se afilió a la CGT-SR, en la cual creó la Sección de Indígenas Argelinos. El año siguiente, con motivo de la Exposición Colonial de París, el movimiento anarquista reemprendió su campaña contra el colonialismo. Saïl estuvo a la cabeza de la lucha.

En enero de 1932 se convirtió en director de "L'Eveil Social, le journal du peuple" ("El despertar social, el periódico del pueblo"). A raíz de un artículo antimilitarista fue juzgado por "promover la desobediencia entre los militares". El Socorro Rojo Internacional, una organización satélite del Partido Comunista, le dio su apoyo, que él rechazó en nombre de las víctimas del estalinismo.

En 1934, el "caso Saïl Mohamed" saltó a la palestra. La manifestación de las asociaciones fascistas y antisemitas del 6 de febrero de 1934 desató una reacción en cadena del movimiento obrero. Saïl se hizo con armas y las escondió. El 3 de marzo fue detenido por "posesión ilícita de armas". El movimiento obrero le dio su apoyo, a excepción del Partido Comunista, que le denunció como agente provocador. Fue condenado a un mes de cárcel y luego a otro más por "tener armas de guerra", acabó estando cuatro meses entre rejas.

"L'Eveil Sociale" se fundió con "Terre Libre" ("Tierra Libre", el periódico mensual de la Alianza Libre de los anarquistas del Midi, con Paul Rousenq al frente). Saïl fue el responsable de la edición norteafricana de "Terre Libre". Intentó impulsar un Grupo Anarquista de Indígenas Argelinos, con varios llamamientos en la prensa libertaria. Al mismo tiempo continuó estando activo en la Unión Anarquista.

Tras la sublevación franquista en España, Saïl se unió a la centuria Sebastián Faure, la sección francófona de la Columna Durruti, en septiembre de 1936 y fue elegido comandante de ella. Herido en una mano en noviembre de 1936, regresó a Francia, tras haber enviado numerosas cartas describiendo la situación del movimiento anarquista español.

Después que su mano se hubo curado, participó en numerosas actividades organizadas por la Unión Anarquista en España. Inmediatamente tras esta gira, participó en un mitin organizado por revolucionarios en París para protestar por la prohibición del periódico "Etoile Nord Africaine" ("Estrella Norteafricana"), editado por Messali Hadj, y contra la represión de las manifestaciones en Túnez, que habían dejado 16 muertos. De nuevo fue detenido por "injurias al ejército" y condenado a 18 meses de prisión en diciembre de 1938.

Al empezar la Segunda Guerra Mundial fue arrestado de nuevo e internado en un campo de concentración en Riom. Su amplia biblioteca fue destruida tras una incursión. Escapó de allí, se hizo con documentación falsa y estuvo en la clandestinidad durante la Ocupación.

Desde 1944 trabajó con otros compañeros por la reconstrucción del movimiento anarquista.. Con la Liberación [veteranos milicianos anarquistas de la Revolución Española fueron las primeras tropas que entraron en París] organizó de nuevo el grupo de Aulnay-sous-bois e intentó refundar el Comité de Anarquistas Argelinos. En "Le Libertaire", semanario de la Federación Anarquista [la organización heredera de la Unión Anarquista] escribía una columna sobre la situación en Argelia. Compuso una serie de artículos sobre "El calvario de los indígenas argelinos".

Murió en abril de 1953. George Fontenis se encargó del responso en su honor en nombre del movimiento anarquista durante su funeral, el 30 de abril de 1953.

No hay comentarios: