jueves, 30 de julio de 2009

[Grecia] Doble ataque fascista contra okupaciones en Salónica enmedio de una tensión contínua

Durante la semana pasada tanto Radio Revolt, una radio pirata anarquista localizada en un vagón de tren abandonado en las instalaciones de la Universidad Aristotélica de Salónica, y la okupación más grande de Europa, la Fábrica Yfanet, sufrieron ataques fascistas.

El vagón de tren de Radio Revolt fue atacado con tres cócteles molotov la noche del martes 21 de julio, por elementos fascistas para-estatales disculpados públicamente por el Ministerio de Orden Público, actualmente dirigido por un fiscal de la antigua Junta militar. Radio Revolt siguió emitiendo teniendo sólo 3 horas de parón. El sábado 25 de julio, la puerta principal de la Fábrica Yfanet fue atacada con un dispositivo de bombona de camping gas. El incendio fue extinguido por gente de la okupación así como por vecinxs, mientras fuerzas policiales que llegaron inusualmente rápido a la escena, sólo minutos después del ataque, acabaron enzarzadas con los okupas y los vecinos en una pelea verbal, simpatizando claramente con el ataque. La Fábrica Yfanet, es un centro de múltiples actividades políticas y recibe amplios apoyos entre la juventud de la ciudad.

Mientras tanto en Atenas, durante la mañana del martes 28, un escuadrón de miebros de Amanecer Dorado, marcharon desde las oficinas del partido neonazi, cerca de la plaza Omonoia, hasta la calle Menandrou en formación militar, y atacaron a hombres y mujeres de raza negra sin importarles la fuerte presencia policial en la zona. La escoria nazi cantaba “hoy los negros mueren” cuando volvían a su guarida de Agios Panteleimonas.

Los ataques contra okupaciones antiautoritarias y libertarias se han venido repitiendo bastante durante el último año, y se consideran como parte de los enormes esfuerzos contrainsurgentes del estado griego, para doblegar el creciente movimiento social contra las formas cada vez más dictatoriales que el gobierno está tomando entre su servicio civil, con unos individuos cada vez más relacionados con la junta. La actividad anti-okupa de elementos paraestatales ha llevado repetidamente a marchas de solidaridad, dibujando una estrategia contraproducente, probando una y otra vez la predisposición del estado griego a ejercer la fuerza bruta, y su incapacidad de razonar incluso en su propio beneficio.

Es característico del nuevo fascismo ciego del estado griego, los nunca vistos actos de censura ejercidos contra un corto animado del director izquierdista Costa-Gavras, que es un dolor de cabeza a ojos del Primer Ministro griego por haber filmado “Z”, la historia del asesinato del Primer Ministro izquierdista Grigoris Lambrakis por matones paraestatales bajo las órdenes del tío del actual P.M. a mediados de los 60. La película de Gavras censurada por el ministerio de cultura iba a ser exhibida en el nuevo Museo Acrópolis, hasta que el ministro obligó a cortar unas escenas que mostraban curas ortodoxos griegos vandalizando el Partenón por orden de la Iglesia. Costa-Gavras ha condenado el acto como una “vuelta a los días más oscuros del país”. La Iglesia ortodoxa griega, sigue siendo el terrateniente más grande del país y una parte integral del mecanismo del estado, reteniendo un control considerable en muchas de sus políticas, en particular en la educación.

A pesar del creciente “terrorismo blanco” y las vacaciones de verano, los movimientos sociales antagonistas están plantando cara a esta colaboración estado-fascismo y a la locura racista.

Desde el viernes 24 de julio, han tenido lugar una serie de bloqueos de barcos que transferían inmigrantes a los campos de detención en la provicia de Macedonia, que han terminado en batallas campales entre manifestantes antirracistas y la policía.

El viernes 24 a medianoche, los manifestantes cancelaron la transferencia de 60 inmigrantes llamados ilegales, en el barco Theofilos en el puerto de Mytilini, Isla de Lesbos, a la ciudad de Kavala. Los manifestantes ocuparon la puerta principal del ferry impidiendo que la policía cargara los inmigrantes deteneidos de origen pakistaní, afgano y somalí. Un número indeterminado de inmigrantes detenidos en el campo Panagi en Lesbos, han iniciado una huelga de hambre contra las transferencias, pidiedo su liberación inmediata.

El domingo 26, manifestantes del PAME, un sindicato controlado por el Partido Comunista (KKE), y el Comité de Solidaridad con los Inmigrantes de Khios se enfrentó a la policía y a civiles auxiliares fascistas en el puerto de la isla de Khios cuando intentaron bloquear la entrada de dos autobuses cargados con inmigrantes detenidos delante del barco con destino a Salónica. Después de que la policía golpeara las espaldas de algunos manifestantes con la habitual fuerza bruta, un miembro del KKE que participaba en el bloqueo cayó al mar entre el puerto y el ferry, impidiendo la partida del barco durante otra hora.

La implicación del KKE en las protestas marca un movimiento interesante aunque polémico en su vieja política de verbalismo y apatía en la práctica respecto a los trabajadores inmigrantes. Durante los enfrentamientos muchos manifestantes resultaron heridos, aunque según el Comité de Solidaridad, la actitud criminal e inhumana de las autoridades de Khios respecto a los inmigrantes llegó a su cima al separar a un chico somalí de 15 años de su madre que seguía detenida en la isla. Los inmigrantes detenidos fueron transferidos al continente encadenados y encerrados en la bodega dentro de los autobuses, poniendo en peligro directamente sus vidas.

Las autoridades dicen que la razón de las transferencias es la superpoblación de los campos de las islas. En Khios, el campo Mersinidi tiene una capacidad de 120, aunque hay 220 detenidos, mientras que el campo Panagi en Lesbos tiene una capacidad de 250 personas y están 400. Los manifestantes dicen que este es el primer paso para empujar a los inmigrantes ilegalmente a través de los campos minados del río Evros hacia Turquía. Dicen que los campos son inhumanos y que las transferencias son medidas de castigo a gente que nunca ha estado convicta por otra cosa que por no tener papeles. Se pide que los detenidos sean alojados en hoteles y que se liberen a los individuos menores de edad.

En el frente de la guerrilla difusa, un dispositivo explosivo fue desmantelado la semana pasada por la policía delante del Consulado Chileno, mientras que la noche del martes vio en 30 minutos un conjunto de ataques de baja intensidad contra objetivos del estado, con 7 oficinas locales anti-inmigración y de partidos parlamentarios (Nueva Democracia, PASOK y LAOS) bombardeadas con bombonas de camping-gas por toda Atenas. La responsabilidad de los ataques la ha reclamado el grupo Senderos Luminosos de Solidaridad en respuesta a la “nazificación” del estado y la colaboración nazis-policía. Las oficinas del ministro de LAOS también fueron atacadas, sin causar heridos.

No hay comentarios: