miércoles, 21 de octubre de 2009

Comunicado de Erick Benítez Martínez, autor de "La traición de la hoz y el Martillo" ante las agresiones en el C.S.O La Gotera

Salud compañeros.

Hace unos días, el 17 de octubre del año en curso, estaba programada la presentación de mi libro (La Traición de la Hoz y el Martillo) en un centro social de Madrid, "La Gotera" a cargo de un compañero barcelonés que se trasladó específicamente hasta Madrid para dicho evento. Ante las agresiones efectuadas por quienes fueron a dicho sitio con la intención expresa de quitar mi libro de la venta, registrando el material que llevaban a distribuir varios compañeros, aun cuando se había cancelado la presentación del libro por la amenaza que un grupo de personas hizo expresamente contra los editores de mi libro en España, ante estos hechos, repito, me veo en la necesidad de mostrar mi completa repulsa a tales métodos inquisitorios.

Ante estos actos, he decirles a quienes procedieron de dicha forma, que yo escribí un libro, no les fui a ametrallar la casa. Sé que quizá el título del libro sea escandaloso para algunos… pero antes de criticar algo, debe uno conocer lo que se critica, así que les invito a leer el libro antes de formarse algún juicio sobre el mismo. Si el contenido del libro les molesta, simple y sencillamente refútenlo. Por que cuando se acaban los argumentos comienza la violencia, como la que han ejercido en contra de los asistentes a dicho Centro Social. Por lo demás, no me invento ni una coma de lo que he escrito: mucha de la información contenida en el libro es entresacada de los mismos libros marxistas: El Capital, El Manifiesto del Partido Comunista, El Anti-Duhring, EL ABC del Comunismo, Las Tesis de Abril, El Estado y la Revolución, y de muchos periódicos marxistas españoles de la época: Mundo Obrero, Treball, etc.

La censura que han hecho del libro, no me ofende a mí, ofende a todos los que luchamos por la libre expresión de las ideas. Si hemos de censurar todo aquello que no vaya con nosotros, ya podemos entonces censurar también varios (no uno, como el mío) libros marxistas donde se ataca con la peor mala leche al anarquismo, como El ABC del Comunismo de Bujarin, donde hablan de los anarquistas como basura (los promarxistas que atacaron a los compañeros del CSO deben conocer muy bien lo que dice Bujarin), El Manifiesto del Partido Comunista, donde ponen a Proudhon como un "pequeñoburgues", El Estado y la Revolución, donde Lenin se explaya en ofensas, insultos y calumnias a los anarquistas. ¿Hemos de proceder así, empleando la censura? No, porque los métodos de censura pertenecen al Estado y sus medios de comunicación manipulados por conveniencia. Si la censura de la literatura que cuestiona sus ideas es de su agrado, procedan a censurar también casi todos los libros de historia de la revolución española, pues en casi todos se toca, aunque sea de paso, la traición de los stalinistas a los revolucionarios españoles. Censuren también al anarquismo mismo, pues el anarquismo es anti-estatista, por consecuencia, enemigo de todo Estado, incluido el Estado pseudoproletario que proponen los marxistas. Procedan como los Franquistas, censurando toda la literatura antifranquista. Procedan así, si esos métodos autoritarios les placen. El libro está también editado en México, y aquí, a la presentación del libro han venido gentes de varias tendencias, incluso marxistas con quienes se ha dado un debate amplio.

Quiero decirles que desde hace 11 años milito en las filas del anarquismo en México, lo aclaro, para que no se piense que el análisis del marxismo hecho en el libro se hace desde una postura reaccionaria. Se hace desde una óptica libertaria, anarquista, con un firme rechazo de la conquista del poder político y de los métodos electorales, que solo han llevado al pueblo a nuevos regímenes autoritarios, lo cual creo demuestro suficientemente en el libro.

Un libro como el que escribí, no le “hace el juego al capitalismo” porque dejo bien claro que como anarquistas, debemos no solo combatir al Estado (protector del capital), sino también a todos esos movimientos que tienen como finalidad la conquista del poder político. En pocas palabras, que tienen como objetivo cimentar un nuevo gobierno, no importa el nombre que este adopte. ¿Qué tiene esto de malo? Son los principios anarquistas defendidos desde siempre. Pero es consuetudinario que quienes sienten que sus abuelos, o en último caso, sus ideas, han cometido las peores barbaries contra el pueblo, tiendan a tratar de ocultar la historia, de negarla… tal como hacen los medios al servicio del Estado.

¿Han ustedes leído el libro? Si es así, con su actitud no hacen más que confirmar la idea ahí plasmada: el análisis en ustedes ha quedado eliminado, se trata de un dogma, de una iglesia, por cual no dudan en usar la violencia contra el propio pueblo (una chica con puntos en la cabeza, otro dos con los ojos dañados, varios contusionados, labios partidos… del propio pueblo, del pueblo trabajador y antifascista por el que dicen ustedes que luchan); sus ideas, como digo en el libro y confirman los hechos, no hacen más que reproducir los mismos caminos que los peores regímenes autoritarios. La Iglesia marchaba en otros tiempos con la Biblia en una mano y la espada en la otra; ustedes marchan igual: con El Manifiesto del Partido Comunista en una mano y los bates en la otra. Proceden ustedes igual que el Santo Oficio, que quemaba libros para impedir se les cuestionara ¿Acaso la impotencia de poder refutar el libro les lleva a esos caminos violentos? Pues entonces ustedes mismos, señores.

Yo he hecho un análisis de una ideología, si no están de acuerdo con ella ¿Porque no proceden a refutar el libro, antes de recurrir a la censura, a los métodos violentos? ¿Porque no acudieron a la presentación del libro y CON ARGUMENTOS, demostraron lo que piensan? ¡Ah! porque es mucho mas fácil actuar con violencia que utilizar el cerebro.

En el siglo XIX, su maestro Carlos Marx hizo hasta lo imposible por acabar con los anarquistas (léase en mi libro las pruebas de ello) y con Bakunin en especial: no hizo más que la gente reforzara sus ideas anti-estatistas, enemigas de todo gobierno. Con los actos vandálicos que han cometido contra los compañeros asistentes al CSO La Gotera para impedir se difundiera el libro, no han hecho más que “Hacer anarquistas acérrimas a mas de cien personas” (como decía un comentario de un sitio de internet referente a estos hechos), no han hecho más que dar toda la razón al libro cuando digo que ustedes son unos dogmaticos, capaces de atacar a los propios revolucionarios, al propio pueblo, con tal de salvar el dogma marxista, justo como sucedió en Rusia, en España y varios sitios del mundo. Quiero mostrar desde estas líneas mi más sincera solidaridad para con el CSO la Gotera por los hechos ocurridos el pasado 17 de octubre. Así como a todos los compañeros que tuvieron que pasar por ese penoso acto, sobre todo a los heridos por estos herederos de la Pasionaria. Si de algo sirviera, estoy a la entera disposición de los compañeros del CSO La Gotera y demás compañeros para lo que puedan requerir de mí.

Por último, reciban todos ustedes un fraternal saludo desde éste lado del charco (México) de un compañero con el cual pueden contar todos ustedes.

Salud compañeros.

Fraternalmente: Erick Benítez Martínez.

No hay comentarios: