martes, 27 de enero de 2009

Libro: Economia autogestionada


Las bases del desarrollo económico de la sociedad libertaria. Los medios de comunicación de masas occidentales, han hechado las campanas al vuelo, diciendo que la economía de los países comunistas está en una profunda crisis, que ha determinado su cambio en un sentido neo-capitalista. Economía autogestionaria desentrañando las contradicciones del capitalismo de Estado (Este) y del capitalismo multinacional y monopólico (Oeste), explica elocuentemente el mundo contemporáneo. Aporta una información económica, política, social y científica para comprenderlo a la luz de los hechos; descorriendo el velo para que se vea toda la verdad, que ocultan los medios de comunicación, las universidades y los libros premiados por el sistema. En suma, Abraham Guillen reivindica el socialismo y la libertad, la democracia directa del autogobierno, para superar el Estado caro y malo. Por todo ello, el presente libro, explica, con la verdad por delante, el mundo de nuestro tiempo.

lunes, 26 de enero de 2009

Cuando los radicales "antisistema" son todo los que quisisteis ser


Esta es la clase de personas que hacen el anarquismo. Periodista modelo, honra de su profesión; aquella que hubiera podido protagonizar quince mil películas en Hollywood alabando la integridad y la nobleza de los periodistas, la mayoría de los cuales la tacharían de radical antisistema cuando participó en el foro social europeo en Malmö, 2008. Por ejemplo. La clase de personas que se enfrentaría de verdad al Ku-Klux-Klan, como Gene Hackman en Arde Mississippi, que fue asesinada junto con un compañero abogado -otro defensor de los derechos humanos aun a costa de su propia vida, que entre otros casos defendió el caso de una niña chechena torturada, violada y asesinada por un coronel ruso hace nueve años y que salió de la cárcel la semana pasada. Dos horas antes de su muerte, Skat le había hecho una entrevista sobre su intención de retomar el caso contra el coronel. Stanislav Markelov fue asesinado de un tiro en la cabeza y al parecer, cuando fue a detener al agresor, la mataron a ella también.Fue en Moscú, la capital de un país en el que los asesinatos a inmigrantes, anarquistas... y cualquier persona que no encaje dentro de la mentalidad de los numerosos grupos neonazis, se contaron por varios cientos en el último año.

El día anterior, ella había ingresado en Acción Autónoma, un colectivo anarquista con el que ya había colaborado antes. Una mujer que perseguía con sus investigaciones a los grupos fascistas rusos y denunciaba las prácticas de un gobierno mafioso; que daba la cara por los desplazados del Cáucaso y fue detenida protestando contra las prisiones, como una “quemacajeros” más; que hizo campaña contra la brutalidad policial y la represión, miembro del movimiento ecologista “radical” (y a mucha honra) Rainbow Keepers; que apoyó a saboteadores antinucleares franceses, que sabía artes marciales y llevaba consigo un cuchillo.

Sí, sí. Llevaba un cuchillo cuando la mataron: si no hubiera sido periodista, qué fácil hubiera sido resumir su vida diciendo que era una “violenta” más. Pero hoy, periodistas y libertarios sienten la pérdida de una misma persona. Cuánta basura suelen escribir los periodistas sobre gente como ella que en realidad es todo lo que ellos admiraron en el cine pero nunca se atrevieron a ser. Mientras otros tragan carros y carretas, agachan la cabeza, escriben lo que les dicen y se excusan con la hipoteca, ella se ganaba la vida como periodista autónoma y escribía lo que quería, y también colaboraba con grupos de contrainformación, de esos que a menudo aparecen en la prensa como oscuros centros de conspiraciones radicales, violentas y sin sentido. Si algún día hacen una película sobre su muerte, probablemente cubran con un mojigato velo todo lo que hacía de ella una mujer libre y la conviertan en una caricatura de Tom Cruise o algo así: una joven idealista y desenvuelta, pero sin estridencias ideológicas. Por lo pronto, la prensa “seria” ya ha evitado toda referencia a su militancia anarquista.

Aun sin saber si el asesino era un militar, mafioso, neonazi, nacionalista o agente de Putin sí que hay una cosa que vuelve a ser cierta: ha sido el choque entre extremos opuestos. Que lo vuelvan a decir, como si ella no fuese periodista profesional, como si hubiera sido un chaval de 16 años que acudía a una manifestación contra un partido político fascista. A ver si ahora se dan cuenta de qué extremos son esos que se enfrentan. A ver si esta vez se les cae definitivamente la cara de vergüenza. La próxima vez que hablen con una leve sonrisa de superioridad de utópicos e idealistas se estarán portando como el miserable que se encoge de hombros cuando apalean al vecino negro mientras el espectador, reconfortado, piensa que él se opondría valientemente a la injusticia; más les valdría acordarse de qué clase de personas son las que luchan por que merezca la pena vivir en este mundo.

Y también muchos superanarquistas deberían recordar que hay mucha gente honesta de verdad que merece todo el respeto del mundo, aunque no comparta todas nuestras ideas.

Anastasia Baburova, que la tierra os sea leve a ti y a Stas. Ojalá hubiera mucha más gente como vosotros.

jueves, 22 de enero de 2009

miércoles, 21 de enero de 2009

Con Madrid no se especula: El Patio no se cierra

Con Madrid no se especula: El Patio no se cierra


El Patio Maravillas recibe una orden de desalojo para el Jueves 22 de Enero a las 9:30. El viernes 23 se tiene previsto celebrar en el edificio el Foro Social Mundial que ahora se ve amenazado por la orden. El Juzgado no ha atendido al recurso presentado por los miembros del Patio.

La FRAVM, Ecologistas en Acción,CEAR, SODEPAZ, Medicos del Mundo, ACIBU y la Asociación de Vecinos y Vecinas del Barrio de Malasaña y Universidad, apoyadas otras muchas entidades sociales, políticas y culturales, solicitaron hace semanas al ayuntamiento la expropiación del edificio para que el Patio pueda seguir funcionando en el barrio de Malasaña y dando el uso social que lleva dando más de un año y medio.

Los miembros del Patio hacemos un llamamiento público para defender el Patio el Jueves 22 a las 8:30 y para acudir a una manifestación de repulsa y defensa del proyecto el próximo sábado 31 de Enero a las 18h.



Apoya Patio Maravillas

lunes, 19 de enero de 2009

Desalojan Tacheles (Berlin)

BERLÍN (ALEMANIA).- Desde hace ya casi 18 años, el centro cultural Tacheles lleva formando parte de la vida cultural de Berlín y ofreciendo a todo artista que así lo desee un lugar donde desarrollar su arte. Está ubicado en un edificio en ruinas en el barrio de Mitte, en la famosa calle Oranienburger, en la parte Este de la ciudad, donde antiguamente se encontraba el barrio judío.
Almudena de Cabo Tejerina

Aunque en un principio el gobierno pensó en demolerlo tras la caída del muro, debido sobre todo al estado en el que se encontraba el edificio tras los bombardeos de la II Guerra Mundial, un colectivo de jóvenes artistas procedentes de todo el mundo se les adelantaron y ocuparon el edificio con fines culturales. Poco después el edificio se declaró monumento histórico por su característica estructura de metal y el gobierno decidió dejar que se quedaran allí, concediéndoles incluso, con el paso del tiempo, una serie de subsidios anuales para ayudar a financiar parte de los numerosos proyectos que en él se llevan a cabo.

Pero para entender esta acción de ocupar un edificio deshabitado con fines culturales alternativos, hay que comprender que tras la caída del muro de Berlín, se originó sobre todo en los barrios del Este de Berlín (Mitte, Prenzlauer Berg y Friedrichschain), una subcultura que tenía como filosofía principal la autonomía, la espontaneidad y la improvisación. Artistas de todo el mundo ocuparon la multitud de espacios libres disponibles para desarrollar un estilo de vida y de creación artística alternativa.

La gente de Berlín vio bien que los edificios que habían quedado totalmente vacíos tras la caída del muro, debido sobre todo al fuerte movimiento migratorio de la gente del este al oeste, se ocuparan por gente que les iba a dar un uso, en vez de dejar que se derrumbaran con el paso del tiempo. Además, la administración pública de Berlín en ese momento no contaba con los medios económicos necesarios para llevar a cabo ninguna rehabilitación de edificios. De hecho, ofrecía los edificios por un alquiler simbólico, fijo durante muchos años, con la única condición de que lo mantuvieran en buenas condiciones e hicieran las rehabilitaciones necesarias.

En el caso del centro cultural Tacheles, desde sus comienzos se convirtió en el punto de reunión de numerosos artistas y centro de influencias culturales alternativas. En sus cinco plantas se puede encontrar de todo, desde numerosos talleres de artistas donde se puede entrar libremente a charlar con ellos para contemplar su arte, hasta un bar-terraza en la última planta donde tomarte una cervecita mientras contemplas las vistas que tienes desde lo alto del edificio.
Mactiste Flickr

El Tacheles también cuenta con un cine donde los espectadores se sientan en grandes butacas de sofá rojas, y donde muchas veces puedes llegar a olvidar dónde estás y pensar que estás en el sofá de tu casa si no fuera por la enorme pantalla de cine que tienes enfrente. El cine cuenta también con un bar donde tomarte algo al lado de un gran ventanal desde el que se contempla el enorme patio del Tacheles.

Pero lo mejor, sin duda, es su atmósfera, sobre todo, cuando llega el buen tiempo y el patio trasero del edificio se llena de terracitas alternativas donde tomarte algo, muchas veces acompañado de algún grupo de música que quiere darse a conocer o simplemente compartir su pasión por la música. Es sin ninguna duda, uno de los centros culturales más emblemáticos de Berlín, denominado por algunos como 'la casa okupa-turística' debido a la gran afluencia de turistas que acuden cada día a verlo.

Pero el Tacheles tiene sus días contados. Y es que el centro okupa de arte alternativo corre el peligro de ser derrumbado para construir en ese terreno algo mucho más lucrativo. El fondo de inversiones Fundus de Colonia, propietaria del edificio, ya ha dejado claro que no piensa renovar el contrato de alquiler que se le impuso cuando compró el edificio hace ya 18 años y por el cual tuvo que aceptar que los artistas siguieran ocupando el edificio por un alquiler mensual simbólico de un marco (50 céntimos de euro). El contrato finaliza a finales de diciembre y si no consiguen dar con una alternativa que satisfaga a todos, el Kunsthaus Tacheles pasará a convertirse en un hotel de cinco estrellas y la ciudad perderá uno de sus centros más emblemáticos símbolo de todo el movimiento cultural que surgió tras la caída del muro.

domingo, 18 de enero de 2009

Resumen y balance de la revuelta general en el territorio griego, desde el asesinato de Alexis hasta al día 14 de Enero

Detenciones:

Más de 270 personas fueron detenidas desde el 6 de Diciembre, el día en que da comienzo la insurrección, en 15 ciudades griegas. 67 fueron realmente detenidas, mientras que 50 inmigrantes que habían sido detenidos en los primeros 3 días, fueron rápidamente condenados a 18 meses de prisión y están en proceso de deportación.

19 detenidos en Larissa están acusados bajo la ley antiterrorista. Sábado, día 17, hay una manifestación nacional en Larissa, en solidaridad con los detenidos.

Una persona fue detenida ayer en Salónica, acusada de "uso de explosivos" y "organización de malechores", a propósito de la tentativa de uso de fuego y explosivos en una comisaría de la policía. Hubo una manifestación de apoyo frente a la comisaría donde está detenido, el martes, y la audiencia en tribunal es hoy (jueves) por la tarde.

Espacios Liberados:

El edificio del Sindicato de Periodistas está aún ocupado por jóvenes y trabajadores. En solidaridad con la revuelta de Diciembre, pero también por problemas de desempleo, por la cobertura alternativa de las acciones por parte de los medios de comunicación, etc.

Un café del Ayuntamiento, en una calle céntrica del distrito de Zografou, fue ocupada por antiautoritarios, con el objetivo de funcionar como espacio de contrainformación, discusión y coordinación de acciones.

Solidaridad con Konstantina Kouneva:

Empleados y trabajadores de los 27 sindicatos más importantes hicieron una concentración en las oficinas del hospital Evangelismos, donde Konstantina está recibiendo tratamiento. Este hospital también usa empresas subcontratadas de limpieza, iguales a las que habían contratado a Konstantina.

El Centro del Sindicato de los Trabajadores fue ocupado en solidaridad con Konstantina y con los detenidos de la revuelta, durante 2 días.

(Konstantina Kouneva, una mujer, inmigrante y sindicalista, fue violentamente atacada con ácido sulfúrico en la cara, debido a su acción política contra sus patrones)

Universidades y Escuelas Secundarias:

Hay 62 facultades ocupadas, asambleas diarias de estudiantes por toda Grécia y manifestaciones nacionales de estudiantes marcadas para hoy (día 15) en varias ciudades.

Existe una protesta por parte de los padres de los alumnos de una escuela, a los que intentan aterrorizar las autoridades escolares por haber participado en la ocupación de la escuela en Octubre.

Otra escuela secundaria en Atenas fue ocupada por los alumnos, para protestar contra la decisión de los profesores de transferir 4 estudiantes para otra escuela y expulsar a otros 5 de las clases durante 5 días.

Protestan también contra las cámaras de vigilancia colocadas en el exterior de la escuela!

Luchas de los Trabajadores:

120 personas fueron despedidas de una fábrica de la siderurgia en Larimma. 3 personas depedidas de una estación de televisión de Atenas. Los trabajadores de la compañía de aguas en Salónica están en huelga, permaneciendo en el edificio (a pesar de las amenazas de los patrones) para que se aseguren que no hay problemas con el abastecimiento de aguas. Están contra la privatización de la compañía, la corrupción interna y piden la contratación de más personal.

Guerra en Palestina:

Una manifestación contra la guerra en la Palestina ha sido organizada para este sábado, día 17/01.

Arion, un barco de ayuda humanitaria griega, que transportaba médicos y comida a la franja de Gaza le fue prohibido entrar y amenazado por el ejército israelí.

Minetras tanto, personas, organizaciones de estudiantes y de izquierda se han mobilizado contra el envio de armas norteamericanas a Israel, através del puerto privado de Astakos.

Noticias publicadas por las empresas de medios de comunicación:

Los medios de comunicación publicaron los resultados oficiales de los exámenes de balística de la policía sobre el disparo contra el joven Alexis, afirmando que la bala alcanzó un balón de mármol (que funcionaba como barrera de un paseo) que estaba junto a Alexis, y después chocó contra su cuerpo. Varios comentaristas piensan que esto prueba que el policía disparó realmente contra los jóvenes.Los medios anunciaron también que la supuesta "organización terrorista" llamada "Lucha Revolucionaria", tal y como sospechaba la policía, emitió un comunicado reclamando los disparos contra 3 policías, resultando herido grave uno de ellos.

jueves, 15 de enero de 2009

El trabajo dignifica - Pepe rubianes

NADIE ESTÁ SOLO - José Agustín Goytisolo

NADIE ESTÁ SOLO
Por José Agustín Goytisolo

En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan sólo por amar
la libertad.

Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, cómo
se llama, pero
en este mismo instante,
cuando tus ojos leen
mi pequeño poema,
ese hombre existe, grita,
se puede oír su llanto
de animal acosado,
mientras muerde sus labios
para no denunciar
a los amigos. ¿Oyes?...

Un hombre solo
grita maniatado, existe
en algún sitio.

¿He dicho solo?
¿No sientes, como yo,
el dolor de su cuerpo
repetido en el tuyo?
¿No te mana la sangre
bajo los golpes ciegos?

Nadie está solo. Ahora,
en este mismo instante,
también a ti y a mí
nos tienen maniatados.

Produce, consume y muere imbecil - Domingo Lopez

Compró
un equipo de música
con un millón de funciones
noventa y tres gb de disco duro
para diecisiete mil veinte canciones
o mil cuatrocientos ocho cedés
conexión total inalámbrica
calidad super sound panel
ochenta w de potencia
y sintonización automática e instantánea
de más de setenta y nueve emisoras
y a veces se sienta frente a él
y lo mira y no lo enciende
porque no soporta
oir música
solo.

DOMINGO LÓPEZ

Si dios fuera mujer - Mario benedetti

Documental: Historia de españa - Los anarquistas

miércoles, 14 de enero de 2009

Lucio Urtubia Jiménez

Lucio Urtubia Jiménez (Cascante, Navarra, 18 de febrero de 1931)
Es un albañil y militante anarquista. Considerado como el último de los "bandidos buenos", ha sido definido como un "Robin Hood", como un Quijote; aunque en palabras de Albert Boadella "Lucio es un Quijote que no luchó contra molinos de viento, sino contra gigantes de verdad".


Biografía

Lucio Urtubia nació en Cascante en una familia muy pobre de 5 hermanos, dentro de la carlista Navarra. Su padre entró en la cárcel como carlista y salió convertido en comunista. A los 19 años, Lucio oyó de su boca por primera vez la palabra que marcaría su vida: "Si pudiera volver a empezar, sería anarquista".

Reclutado para el servicio militar, descubriría muy pronto la facilidad para realizar contrabando en la frontera hispano-francesa. Con otros compañeros del servicio, desvalijó un almacén de la compañía a la que estaba adscrito. Al ser descubierto, desertó y huyó a Francia en 1954, ya que los delitos cometidos podían llevar aparejada la pena de muerte.

En París comienza a trabajar de albañil, oficio que le acompañará toda su vida. Comenzó a relacionarse con las Juventudes Libertarias de la Fédération Anarchiste, radicada en París, en principio para aprender el idioma, pero más tarde plenamente convencido por las relaciones que allí inició, que incluían entre otros a André Breton y a Albert Camus.

Al poco tiempo de vivir en París se le pidió que escondiera a un miembro del maquis antifranquista en su casa. El refugiado resultó ser el mítico Quico Sabaté, con el que compartió casa durante varios años, hasta la muerte de este:

"Para Lucio, Quico era su dios, su maestro del anarquismo"
Bernard Thomas

Sabaté le facilitó direcciones de familias y libertarios exiliados en Toulouse, Perpiñán, París y de miembros que seguían en activo de la antigua CNT española en Barcelona, Zaragoza, Madrid y Pamplona. Lucio, ante la detención y encarcelamiento de Quico, empezó a emularlo realizando incursiones en territorio español; posteriormente emprendió una serie de robos y atracos por Europa, para conseguir fondos para la causa revolucionaria, acompañado por su inseparable ametralladora Thompson, heredada de Sabaté a la muerte de este. Más tarde abandonaría estas actividades "por miedo a hacerle daño a los empleados de los bancos".

Ya anteriormente había comenzado su actividad de falsificador, de manera que no había guerrillero o exiliado político que no tuviera documentos falsos salidos de la mano de Lucio. Se unió con otros compañeros libertarios en los años 60 para falsificar moneda, con la que financiaban a numerosos grupos por todo el mundo, a la vez que procuraban desestabilizar las economías capitalistas. Subsecuentemente con estas actividades, en plena invasión de la Bahía de Cochinos, propuso a la embajadora de Cuba en Francia, Rosa Simeón, destruir con explosivos intereses estadounidenses en Francia, a lo que esta se negó. Sin embargo, resultó tentada con la propuesta que le hizo de falsificación masiva de dólares americanos, de los que le llevaba una muestra. Fue entonces cuando la embajadora medió para presentarle a Ernesto Che Guevara en 1962, al que le presento su plan de falsificación a gran escala de dólares, siendo rechazado por el mismo, a la sazón Ministro de Interior de la Revolución Cubana. Salió Lucio desencantado de la reunión, el Che le había dicho que los EE. UU. seguirían siendo ricos a pesar de todo, dándose cuenta de que el revolucionario argentino empezaba a estar cansado del rumbo que tomaba la política en la isla.

Su golpe maestro y que le cambió su vida, fue la falsificación de cheques del Citibank, de los cuales realizó 8.000 hojas de 25 cheques de 100 dólares cada uno, con lo que estuvo a punto de hacer quebrar al banco, que sufrió una importante caída en su cotización en bolsa. Este dinero fue utilizado, como siempre, en la ayuda de movimientos guerrilleros en Latinoamérica (Tupamaros, Montoneros, etc.) y Europa. A pesar de la espectacularidad de la falsificación, sólo fue condenado a 6 meses de cárcel, gracias a la ayuda que le prestaron casi todos los abogados progresistas de Francia, y a un acuerdo extrajudicial con el City Bank, que fue forzado a retirar los cargos a cambio de las planchas de grabación.

Su vida ha sido una continua aventura: cinco órdenes internacionales de búsqueda, incluida la CIA; preparó el secuestro del nazi Klaus Barbie en Bolivia, colaboró en la fuga del líder de los Panteras Negras, intercedió en el secuestro de Javier Rupérez, medió en el caso de Albert Boadella, simpatizó con los Grupos Autónomos de Combate-Movimiento Ibérico de Liberación y con los posteriores Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista (GARI), sobre todo con uno de sus miembros franceses, Jean-Marc Rouillan...

Siempre defendió el trabajo: "somos albañiles, pintores, electricistas, no necesitamos el estado para nada"; "si el paro y la marginación crearan revolucionarios, los gobiernos habrían acabado ya con el paro y la marginación". Actualmente continua viviendo en París de su trabajo de albañil.

Pelicula: Lucio, Anarquista, atracador, falsificador pero sobre todo... Albañil



Anarquistas ha habido y sigue habiendo muchos en el mundo. Los que han tenido que cometer atracos o introducirse en el contrabando para la causa son numerosos. Los que han discutido estrategias con ElChé o han ayudado a Eldridge Cleaver -el líder de los Panteras Negras- son los menos. Los que unido a todo lo anterior, hayan conseguido poner contra las cuerdas al banco más poderoso del planeta mediante la falsificación masiva detraveller checks, y sin faltar un solo día a su trabajo de albañil de construcción, sólo hay uno. Lucio Urtubia, hijo de Cascante (Navarra).

Lucio, hoy en día, vive en Paris, retirado. Ha sido testigo -muchas veces parte activa- de varios acontecimientos históricos que se han dado la segunda mitad del sigloXX . vivió desde dentro el fenómeno del Mayo de 1968, apoyó con su participación el inicio del régimen de Castro, participó en toda clase de actividadesantifranquistas ... Pero sin lugar a dudas su gran golpe lo dio en la segunda mitad de la década de los setenta, acaparando así en la prensa titulares como el “bandido bueno”, o el “Zorro vasco”. Consiguió estafar alFirst National Bank (ahora Citibank) 20 millones de euros de la época, para invertir el dinero en causas en las que creía. Asombrosamente, su “carrera” le ha costado sólo unos meses de cárcel.
Felipe Sandoval contó en un manuscrito sus hazañas como anarquista en el Madrid de los años 30, manuscrito que sirvió de dispositivo para crear la película documental de Carlos García-Alix, “El honor de las injurias”. Contra las injurias de las injusticias, llegó años después Lucio Urtubia, algo más que un albañil de Navarra.


El anarquista irreductible, o el “zorro vasco”, como le llaman, tiene un lema: «Ladrones privados contra ladrones de Estado». Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi deciden contar la historia de un revolucionario muy especial, una historia que nunca antes se había mostrado en el cine.

pequeño homenaje a Salvador Puig Antich



Salvador Puig Antich (Barcelona, 30 de mayo de 1948 - 2 de marzo de 1974) fue un anarquista español, activo durante la década de 1960 y comienzos de la de 1970, que murió ejecutado por el régimen franquista tras ser juzgado y condenado a muerte por un tribunal militar, acusado del asesinato en Barcelona del subinspector de la Brigada Político Social, Francisco Anguas Barragán, muerto en el tiroteo que se desencadenó durante la captura de Puig Antich.


Militancia

Los episodios del "Mayo francés" de 1968 y la muerte del estudiante Enrique Ruano en la Dirección General de Seguridad en 1969 fueron decisivos para que Puig Antich decidiera implicarse activamente en la lucha contra la dictadura franquista. Su primera militancia sería en las plataformas de Comisiones Obreras, formando parte de la Comisión de Estudiantes del Instituto Maragall. Ideológicamente, pronto evolucionó hacia posiciones anarquistas, que rechazaban cualquier tipo de dirigismo y jerarquía dentro de las organizaciones políticas y sindicales en la lucha de la clase obrera hacia su emancipación. Tras iniciar estudios universitarios de Ciencias Económicas, hace el servicio militar en Ibiza, donde es destinado a la enfermería del cuartel. Una vez licenciado, se incorpora al Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), integrándose en su rama armada, en lucha contra el capitalismo. Los MIL no se consideraron un grupo en la línea del FRAP o ETA. Nunca atentaron contra fuerzas de seguridad ni pusieron bombas.

Puig Antich y sus compañeros se movían con facilidad en el mundo de la lucha clandestina. Puig participa, haciendo de chófer, en las acciones del grupo, que consistían generalmente en atracos a bancos. Los botines se destinaban a financiar las publicaciones clandestinas del grupo. Crearon la revista "CIA" [Conspiración Internacional Anarquista] y la editorial "Mayo 37". También se ofrecieron para ayudar económicamente a huelguistas, pero a éstos les daba miedo recibir un dinero proveniente de los atracos. Viajaban a menudo al sur de Francia, donde se relacionaban con viejos militantes cenetistas.

En agosto de 1973, el grupo se reunió en Francia para celebrar el congreso de autodisolución del MIL. El mes siguiente, tras el atraco a una oficina de La Caixa, empezaría una fuerte ofensiva policial contra los militantes del MIL.

El 2 de marzo de 1973 un contable de la sucursal del Banco Hispanoamericano de Barcelona resultó herido de gravedad durante un atraco perpetrado por Salvador Puig Antich, Jean Marc Rouillant, José Luis Pons Llobet y Jordi Solé Sugranyes. A partir de entonces la policía creó un grupo especial para desarticular esta banda. La nueva situación creó dudas y contradicciones en el seno del MIL. En agosto de 1973 la mayoría de sus miembros, descontentos con la trayectoria del grupo, decidieron su disolución. Sin embargo, Puig Antich, los hermanos Solé Sugranyes y José Luis Pons decidieron continuar.[1]

El 15 de septiembre de 1973, en lo que fue el último atraco del MIL, en Bellver de Cerdanya la Guardia Civil detuvo a Oriol Solé y a José Luis Pons, mientras que Jordi Solé consiguió escapar a Francia. Unos días después la policía detuvo a la novia de Pons y a Santi Soler que, al ser interrogado, acabó confesando que tenía una cita el 25 de septiembre con Xavier Garriga en el bar El Funicular. Se preparó un operativo para ese día esperando detener a Garriga. Aunque no se esperaba la presencia de Puig Antich, finalmente los dos anarquistas son abordados. Garriga iba desarmado y no opuso resistencia. Puig se resistía al arresto, por lo que entre los inspectores Bocigas y Santorum y el subinspector Anguas trataron de reducirle con una zancadilla y mediante golpes en la cabeza con la culata de las pistolas. En ese momento le ocuparon una pistola Kommer, calibre 6,35 milímetros, cargada y sin montar. Sin embargo el forcejeo continuó y cinco policías introdujeron a Puig y a Garriga en un portal situado en el número 70 de la calle Girona. En ese momento se escuchó un disparo, que aprovechó Garriga para escapar, aunque fue perseguido por los policías Rodríguez y Algar y atrapado gracias a la colaboración ciudadana. Mientras tanto se produjo un tiroteo en el portal donde habían quedado Puig Antich, Bocigas, Anguas y Fernández Santorum, resultando malherido Puig Antich y muerto el subinspector Francisco Anguas Barragán, de 23 años.[2]

Puig Antich fue encarcelado, acusado de ser el autor de los disparos que causaron la muerte a Anguas Barragán y, posteriormente, juzgado en consejo de guerra y condenado a muerte "por la muerte de un funcionario público por razones políticas". Unos pocos partidos de extrema izquierda, colectivos de derechos humanos y mandatarios extranjeros, como el Vaticano o el canciller alemán Willy Brandt pidieron su indulto.
En la opinión de los abogados, hermanas y novia de Puig Antich, hay amplia coincidencia en que para pedir el perdón para Puig Antich no se movilizaron los partidos y sindicatos tradicionales de oposición, ni hubo una presión popular en la calle.
Salvador Puig Antich, de 25 años, pasó su última noche en la celda 443 de la cárcel Modelo de Barcelona, y fue ejecutado mediante garrote vil por el verdugo titular de la Audiencia de Madrid, Antonio López Sierra, en la sala de paquetería de la prisión el 2 de marzo de 1974 a las 9:20 horas de la mañana, certificando su muerte un capitán médico a las 9:40 horas.
En muchos países de Europa se organizaron manifestaciones como protesta por la ejecución.

Puig Antich está enterrado en el Cementerio de Montjuïc (agrupación 14, nicho 2737).

Contra las fronteras, contra los estados, por la humanidad



¿como los estados dividen a las personas? ¿si un estado no es más que un invento sustentado por motivos economicos solamente?, como el ciudadano de a pie hace suyo lo que no existe, mirando con recelo a su vecino, llegando al egoismo, al odio y como consecuencia a la violencia.

Hoy estamos viendo como por motivos religiosos, económicos, de estados, raciales... miles de vidas humanas son destrozadas, y ya incluso no son vidas sino que son "daños colaterales de un conflicto bélico", una buena forma de encubrir lo que esta pasando.

En Palestina vemos como mueren niños, muejeres y hombres inocentes, bajo el odio irracional del pueblo israeli y la tolerancia de la comunidad europea y demas organismos como OTAN, ONU...

No entiendo como hay quien todabia defiende el sistema en el que vivimos, calificando de UTOPICOS a los que damos una alternativa de vida mejor, no a las fronteras ni a las banderas, ninguna es capaz de explicar la muerte de ningun ser humano, ni la discriminación de razas ni las mentiras de cualquier religión.

Por un mundo sin estado, libre de religion y con ausencia del sistema capitalista.

Viva la anarquia señores y señoras.

[Getafe] Nos cierran El Cierre el 16 de enero


El juzgado nº 4 de Getafe ha decidido que el viernes, 16 de enero, el CSOA El Cierre quede en manos de su propietario, el especulador Emetrio Simón Cerrance.

Un desalojo... ¡Otra okupación!

El martes 13 de enero de 2009 el juez del juzgado nº 4 de Getafe no nos dejó otra alternativa que entregar las llaves del CSOA El Cierre. Este viernes 16 de enero El Cierre quedará en manos de Emetrio Simón Cerrance, un especulador que es propietario de diversos puticlubs de la costa valenciana.

El Cierre nació de la inquietud de unas cuantas personas y ahora, después de dos años, hemos conseguido crear un proyecto que va creciendo al margen de las cuatro paredes que formaban El Cierre.

Son muchos los colectivos e individualidades que han estado a nuestro lado durante todo este tiempo, y queremos mostrar nuestro agradecimiento a tod@s ell@s. En especial: la vivienda okupada El Palomar (por acercarse a romper el hielo), el CSOA La Gotera (pepiner@s AU!), el CSOA La Casika (por aportar toda su experiencia), el Local Anarquista Magdalena y la gente del Sector III de Getafe (por darle más vida al espacio), Pasión por el Ruido, los Colectivos Antifascistas por ayudarnos a defender este espacio de los ataques fascistas y l@s vecin@s por haber significado para nosotr@s más que una simple relación de convivencia.

De pequeñas chispas nacen grandes incendios, la llama sigue encendida
¡Contra toda autoridad! ¡Viva la Anarquía!
Un desalojo... ¡Otra okupación!

martes, 13 de enero de 2009

La CNT obtiene un veredicto favorable frente a la SGAE

La CNT fue denunciada por la asociación SGAE intentando con ello impedir cualquier cuestionamiento tanto de su política interna como pública, con el único propósito de continuar con su enriquecimiento a costa de miles de usuarios de cualquier soporte reproductor.

La SGAE es simplemente un ejemplo de cómo los sectores empresariales aprovechan día a día el usufructo productivo para mantener un nivel de vida tan elevado como les sea posible al menor esfuerzo, pero para ello como cualquier otra asociación utilizan parte de esos medios financieros, primero para evitar cualquier competencia, pero de la misma forma eliminar cualquier cuestionamiento ético a esa política mercantilista y rastrera. Los directivos de la asociación SGAE padecen una enfermedad mental que no es otra que la del capitalismo, esa enfermedad que lo único que ven son dividendos al menor coste, por supuesto les importa una mierda la cultura, la música, los creadores. A quienes les sirven pleitesía es a los intelectuales que de forma reiterada cantan las odas al mercado libre y sinsentido. Esa enfermedad la padecen también los banqueros, los empresarios y los políticos, nosotros como trabajadores la conocemos bien porque recae en nuestro trabajo mantener a tanto enfermo mental.

La sentencia ha sido favorable, sospechábamos que ocurriría así, hemos sido valientes en el planteamiento, nuestro abogado ha realizado un magnífico trabajo, pero sobre todo teníamos la razón de nuestra parte. Ha sido sin embargo una sorpresa que nieguen a la SGAE todas las peticiones de la demanda, y que, además se le castiga condenándola al pago de costas, que no es tónica general en estos procesos.

El juzgado señala en sus fundamentos jurídicos, con sus con sus propias palabras dictadas para este caso concreto, que “debe prevalecer la libertad de expresión cuando, como aquí sucede, las retribuciones económicas que la actora obtiene por la aplicación del canon a determinados soportes motiva siempre polémica y posturas enfrentadas entre los distintos sectores de la sociedad [...] es una cuestión que está en la calle por afectar a los consumidores en general [...] por lo que es una cuestión opinable, sometida a debate con posibilidad de contradicción y crítica y si bien los términos empleados para este fin son ásperos y duros, reflejan el sentir de la sociedad que entiende que el sistema que utiliza la actora para financiarse es desproporcionado y excesivo y que se está produciendo un enriquecimiento injusto (sea incierto o no) en detrimento de su propio patrimonio, al verse este gravado con un canon, que la actora aplica de forma indiscriminada, con independencia de que se haga uso o no de determinados soportes”, lo que refleja la parte de nuestra tesis más arriesgada.

internet_mani_cnt_vs_sgae_nov_2008_094

La CNT no va a rectificar sus palabras de apoyo a las barricadas, no se va a intimidar ni por esta denuncia, ni por los compañeros detenidos en Tenerife mientras repartían propaganda informando del conflicto que manteníamos con la SGAE. Que nadie piense que ésta pelea es de menor categoría, ni de menor importancia a las que realizamos en los conflictos laborales. Estamos defendiendo la libertad de expresarnos libremente y es precisamente eso lo que intentan acallar. Lo que están intentando es que únicamente se oiga la voz de los adoradores del dinero de los enfermos que lo venden todo para vivir al regazo de los banqueros, la patronal y de los míseros políticos. Éstos usureros no desean que sus vergüenzas sean publicitadas, que nadie les acuse del timo constante que realizan a l@s trabajador@s.

Este enfrentamiento no es únicamente con la SGAE es con este modelo social, político y económico. Y hemos de tener claro que la desde el primer momento hemos ganado, principalmente porque hemos recibido el apoyo de amplios sectores de la población que han sonreído al ver nuestra propaganda y se han sentido cómplices con ella. Porque han descubierto que aun hoy en día la CNT es quien mantiene frentes abiertos de forma sindical, pero también social y un amplio margen de jóvenes, y no tan jóvenes, han descubierto otra forma de plantearse un conflicto. Que todavía existe una Organización que sigue levantándose contra la censura del miedo y la coacción que supone estar demandado, que todavía existen personas solidarias, como las que integran la CNT. Hemos ganado la demanda porque artistas con mucha honestidad han apoyado a la CNT frente a esta asociación de sanguijuelas. Hemos ganado la demanda porque así lo dice el sentido común y la libertad que profesamos. Aun queda mucho que pelear, pues sobre nosotros se ciernen reformas laborales que atentan directamente contra los trabajadores contra nuestros derechos y subsistencia. Todo ello para que la patronal y la banca sigan haciendo negocios virtuales y flexibilizando nuestra existencia, abaratando el despido o ampliando la jornada laboral. Contra esta esclavitud que la enfermedad irracional del capitalismo nos conduce, la única respuesta que existe son los golpes de libertad, y quien encarna esa libertad es esta Organización anarcosindicalista que no ha renunciado al comunismo libertario como forma de vida. Porque la CNT no se calla y no se queda en casa.

Secretario de Acción Sindical, Jurídica y Pro-presos del SP del CN

Breve documental sobre el entierro de Durruti

Simón Radowitzky


Simón Radowitzky

Simón Radowitzky (Stepanice, Ucrania, 10 de septiembre o 10 de noviembre de 1891 – México, 29 de febrero de 1956) fue un militante obrero anarquista ucrano-argentino. Fue uno de los más célebres presos del penal de Ushuaia, donde fue condenado a reclusión perpetua por el atentado con bomba que mató al jefe de policía Ramón Lorenzo Falcón, responsable de la brutal represión de la Semana Roja de 1909 en Buenos Aires. Indultado tras 21 años, abandonó la Argentina y luchó en el bando republicano durante la Guerra Civil Española. Murió en México, donde trabajaba en una fabrica de juguetes, a los 65 años de edad


Juventud

Radowitzky procedía de una familia obrera de origen judío. Creció en la ciudad de Ekaterinoslav, donde la familia se había trasladado para posibilitar a los niños el acceso a la educación primaria. Abandonó los estudios a los 10 años para iniciar su aprendizaje como herrero; la hija de su maestro fue quien lo inició en el anarquismo. Cuatro años más tarde, ingresó como jornalero en una metalúrgica; en una manifestación reclamando una reducción en la jornada laboral, fue herido por un sable cosaco, que lo confinó en cama durante seis meses. Tras la convalecencia, fue sentenciado a cuatro meses de prisión por repartir prensa obrerista.

Fue segundo secretario del soviet de la fábrica en la que trabajaba cuando los eventos de la revolución rusa de 1905. Tras la represión zarista, debió exiliarse para no ser condenado a prisión en Siberia. Irónicamente, en su destino elegido, Argentina, acabaría siendo condenado al penal de Tierra del Fuego.

Llegó a la Argentina en marzo de 1908; se afincó en Campana, donde trabajó de obrero mecánico en los talleres del Ferrocarril Central Argentino. Mantuvo estrechos contactos con la creciente comunidad anarquista local, leyendo La Protesta, el periódico de la Federación Obrera Regional Argentina; a través de la Federación, entró en contacto con un grupo de intelectuales anarcosindicalistas de origen ruso, entre los que se contaban Pablo Karaschin —autor de un atentado en ocasión del funeral de Carlos de Borbón— José Buwitz, Iván Mijin, Andrés Ragapeloff, Máximo Sagarín y Moisés Scutz. Se trasladó a Buenos Aires, donde residiría con algunos de estos mientras ejercía como herrero y mecánico.

La Semana Roja y el atentado contra Falcón [editar]
Monumento a Ramón Falcón en el barrio de Recoleta (Buenos Aires). En la base tiene inscripta la leyenda "Simón Vive" y el símbolo anarquista

El 1 de mayo de 1909, Radowitzky participó en una de las dos grandes manifestaciones convocadas por las organizaciones sindicales. Por separado de la central sindicalista revolucionaria Unión General de Trabajadores (UGT), la FORA anarquista convocó a un acto en la Plaza Lorea, en el porteño barrio de Montserrat, entonces en obras de ejecución del proyecto de Carlos Thays para dar forma a la Plaza de los Dos Congresos, uno de los símbolos urbanísticos de la burguesía gobernante. Allí se reunían los anarquistas desde 1890 para conmemorar a los mártires de Chicago.

Por orden del coronel Ramón Lorenzo Falcón, que observaba la concentración, la policía reprimió con tropas de infantería y caballería la manifestación; una hora de combates arrojó tres muertos, que pronto serían ocho, entre los anarquistas, y más de cuarenta heridos. Falcón ordenó clausurar todos los locales de esa filiación, y detuvo a 16 líderes durante la semana siguiente, llamada Semana Roja por la dureza de la persecución; las comunicaciones de las fuerzas de seguridad afirmaban la existencia de un complot ruso-judaico, responsable de instigar al conflicto. El movimiento obrero respondió decretando una huelga general, a la que se sumó el Partido Socialista, exigiendo la renuncia de Falcón para detenerla. La columna de manifestantes que el 4 de mayo acompañó a los muertos sumó más de 80.000 personas, pero la presión policial y las divisiones internas detuvieron la huelga poco más tarde.

El 14 de noviembre, Radowitzky preparó un artefacto explosivo casero, y lo arrojó dentro del vehículo que conducía a Falcón, unánimemente considerado responsable de las muertes de los obreros. La explosión hirió de muerte al coronel y a su secretario privado, Alberto Lartigau; morirían el uno a las 2 de la tarde, y el otro al anochecer. Perseguido por las fuerzas de seguridad mientras huía, Radowitzky intentó suicidarse a pocas calles del lugar de la explosión, disparándose al pecho con un revólver que portaba. Al acercarse los policías, gritó Viva el anarquismo!, seguro de que sería ejecutado in situ. Sin embargo, fue transportado al hospital Fernández, donde se le diagnosticaron heridas leves en la zona pectoral derecha, y se lo trasladó inmediatamente a una comisaría. Al no portar identificación y negarse terminantemente a prestar información a sus captores, la inquietud llevó al presidente José Figueroa Alcorta a decretar el estado de sitio.

En el juicio, la imposibilidad de determinar la identidad del reo causó dificultades, hasta que la embajada argentina en París facilitó los antecedentes obtenidos en Ucrania. Sin embargo, la edad del mismo resultaba incierta; el fiscal ordenó pericias médicas que le daban entre 20 y 25 años. Sin dudas de su responsabilidad, pues el mismo Radowitzky había admitido ser autor único del atentado, se solicitó para él la pena de muerte:
Debo manifestar aquí que no obstante ser la primera vez que en el ejercicio de mi cargo se me presenta la oportunidad de solicitar para un delincuente la pena extrema, lo hago sin escrúpulos ni vacilaciones fuera del lugar, con la más firme conciencia del deber cumplido, porque entiendo que nada hay más contraproducente en el orden social y jurídico que las sensiblerías de una filantropía mal entendida (...)
En las consideraciones de la defensa social debemos que en Radowitzky un elemento inadaptable cuya temibilidad está en razón directa con el delito perpetrado, y que sólo puede inspirar la más alta aversión por la ferocidad del cinismo demostrado, hasta el extremo de jactarse hoy mismo de ese crimen y de recordarlo con verdadera fruición
Manuel Beltrán, alocución en el juicio

Sin embargo, el aporte de un facsímil de la partida de nacimiento de bautismo por un primo de Radowitzky cambió el curso del proceso. Aunque el documento carecía de las legalizaciones pertinentes para confirmar que éste tenía sólo 18 años, siendo por lo tanto menor de edad y no pasible de ejecución, inclinó a los jueces a conmutar la pena por la de reclusión perpetua en la Penitenciaría Nacional. Se le añadió, como castigo adicional, la reclusión solitaria a pan y agua durante veinte días cada año, en el aniversario del atentado.
Imagen de Simón Radowitzky.

Prisión en Ushuaia

El 6 de enero de 1911, dos presos anarquistas —Francisco Solano Regis y Salvador Planas Virella— que compartían lugar de reclusión con Radowitzky lograron huir de la Penitenciaría Nacional, en una operación que contó con ayuda exterior y con la connivencia de algunos de sus guardias. Radowitzky quedó detrás por haber sido llamado imprevistamente a la imprenta del presidio. Atemorizados por la perspectiva de que el joven reo, que concitaba simpatía entre el personal de la cárcel, contara con otra oportunidad semejante, se decretó su traslado al penal de Ushuaia, reservado generalmente para criminales de extrema peligrosidad. La costumbre de encerrar allí a anarquistas y otros presos políticos se haría más frecuente con los años.

En la prisión se le denegaron los pocos derechos concedidos a los restantes presidiarios; como única lectura se le permitía la Biblia, y fue sometido a malos tratos y torturas al liderar al resto de los reclusos en huelgas de hambre en protesta por las malas condiciones del penal. En 1918, las torturas alcanzaron su cenit con la violación de Radowitzky por parte del subdirector del penal, Gregorio Palacios, y tres guardiacárceles. La reacción no se hizo esperar; enterados los anarquistas del hecho, publicaron en Buenos Aires un panfleto, titulado El presidio de Ushuaia, de pluma de Marcial Belascoain Sayos que apareció en La Protesta. Su publicación causó conmoción, y el gobierno de Yrigoyen ordenó abrir sumario sobre las condiciones en Ushuaia; los tres guardiacárceles serían relevados de sus funciones.

El 7 de noviembre de ese mismo año, una audaz acción conjunta de los grupos anarquistas chilenos y argentinos logró la única evasión jamás lograda del penal de Ushuaia. Los argentinos Apolinario Barrera y Miguel Arcángel Rosigna y los chilenos Ramón Cifuentes y Ernesto Medina alquilaron una pequeña goleta de bandera dálmata en la ciudad chilena de Punta Arenas, y coordinaron con Radowitzky el procedimiento. Éste, que trabajaba en el taller de la cárcel, se hizo con un traje de guardiacárcel, y abandonó el penal a primera hora de la mañana aprovechando el relevo y la llegada de un grupo de guardiacárceles nuevos, encontrándose con Barrera en una cala no lejana. El plan original era desembarcar a Radowitzky en algún lugar apartado, con víveres y utensilios para resistir un tiempo hasta que la búsqueda hubiese amainado su intensidad, aprovechando el plazo de unas horas hasta que el personal se percatara de su desaparición. Sin embargo, este pensó que le sería más fácil pasar desapercibido en Punta Arenas, por lo que decidieron seguir viaje hasta ese punto. Tras cuatro días de navegación, y ya en territorio chileno de la península de Brunswick, la goleta fue abordada por un navío de la Armada de Chile, alertado por las autoridades argentinas de la evasión; aunque Radowitzky escapó a nado antes del encuentro, la tripulación de la goleta fue detenida e interrogada en prisión, hasta que uno de los tripulantes confesó donde aquél había tomado tierra. Pocas horas más tarde, el anarquista fue interceptado mientras intentaba llegar a Punta Arenas andando, conducido a una prisión flotante, y luego de dos semanas retornado al presidio. El castigo de la evasión serían dos años de confinamiento solitario en su celda, con sólo media ración de alimento.

En los años siguientes su figura cobraría valor simbólico en las protestas obreras anarquistas; una entrevista de La Razón en 1925 reavivó la visibilidad pública de su causa, invariablemente mantenida como emblema en los conflictos obreros de la FORA del V Congreso, y en los últimos años de la década las pancartas y pintadas exigiendo su indulto se multiplicaron. En 1928 el periodista Ramón Doll provoca un influyente alegato, examinando la desmesura con que desde la justicia se trata el delito motivado por causas políticas, que acababa con un indirecto pero claro petitorio de indulto. Tras el naufragio del Monte Cervantes en los canales fueguinos, que aisló temporalmente en Ushuaia a numerosos porteños, el diario Crítica envió a un redactor, Eduardo Barbero Sarzábal, a entrevistar a Radowitzky. La publicación de la misma tuvo un éxito rotundo, y atrajo finalmente la atención de los líderes políticos. El 14 de abril de 1930, Yrigoyen —que 14 años antes, antes de su primera elección como presidente, había prometido a una delegación anarquista indultar a Radowitzky— cumplió con demora su palabra, y le concedió el indulto. Sin embargo, por el mismo documento lo condenó al destierro; el 14 de mayo el ARA Vicente Fidel López lo lleva al puerto de Buenos Aires, de donde deberá tomar otro buque a Montevideo con fondos propios y sin documentación, habiendo desaparecido la suya en los 21 años de prisión. La ayuda de las agrupaciones anarquistas uruguayas le permite, finalmente, sortear las trabas burocráticas y desembarcar.

Uruguay y España

En Montevideo Radowitzky retomó su profesión de mecánico, tras verse frustrado su proyecto de retornar a la Unión Soviética. La situación perduró hasta el 7 de diciembre de 1934, cuando el gobierno de Gabriel Terra pretendió expulsarlo aplicando la ley de extranjeros indeseables. Las indicaciones de sus compañeros de movimiento, que le solicitaron que no acate la medida para no sentar un precedente perjudicial, llevaron a su prisión en el penal de la isla de Flores. El defensor del movimiento, el abogado Emilio Frugoni, logró en 1936 la conmutación de su pena por la de arresto domiciliario, pero carente de domicilio propio debió esperar seis meses más hasta ser liberado.

Con el inicio de la Guerra Civil Española, Radowitzky decidió sumarse a las Brigadas Internacionales. En el frente de Aragón combatió con la 28 División de Gregorio Jover, compuesta principalmente por anarquistas; trabó allí amistad con Antonio Casanova, un gallego emigrado a la Argentina que había estado entre los fundadores de la Federación Anarco-Comunista Argentina. Perjudicada su salud por los más de 25 años en cautiverio, se trasladó luego a Valencia, donde se desempeñaría en la rama cultural de la CNT. Tras la victoria del bando franquista, atravesó los Pirineos y fue internado en el campo de Saint Cyprien.

Abandonó Francia para trasladarse a México, donde el poeta uruguayo Ángel Falco, cónsul de su país en la ciudad de México, le proporcionaría empleo en la legación. Editaría revistas para el movimiento y trabajaría en una fábrica de juguetes hasta el 4 de marzo de 1956, cuando un ataque cardíaco acabó con su vida.

El caso Scala

El Caso Scala fue el proceso judicial desatado a raíz de un incendio provocado en la sala de fiestas Scala de Barcelona el 15 de enero de 1978 que resultó con la muerte de cuatro personas y en el que se intentó inculpar a las organizaciones anarquistas CNT y FAI.

Los hechos

Durante la mañana de aquel domingo 15 de enero de 1978 se celebró en Barcelona una manifestación autorizada convocada por la CNT a la que asistieron unas 15.000 personas. Los cenetistas se oponían a los Pactos de la Moncloa al considerarlos un pacto social entre las fuerzas políticas y los sindicatos más representativos, que perjudicaban a la clase obrera. Acabada la manifestación, hacia las 13:15 horas del mediodía, un grupo de jóvenes lanzaron diversos cócteles molotov contra la puerta de la sala de fiestas Scala Barcelona, provocando un incendio y posterior derrumbamiento de todo el edificio y causando la muerte de cuatro trabajadores –Ramón Egea, Juan López, Diego Montoro y Bernabé Bravo-, paradójicamente afiliados a la CNT, que se encontraban en el local en aquellos momentos.

Los medios especularon sobre la autoría del ataque, achacándolo unos a asesinos comunes, otros a asuntos relacionados con la sala de fiestas e incluso se establecieron relaciones con una campaña a favor de la libertad de expresión en apoyo de Albert Boadella. Finalmente el martes 17, un comunicado de la Policía informó de la detención de los autores del atentado, quienes fueron relacionados con el sindicato anarquista CNT.
Un comando de la FAI (Federación Anarquista Ibérica), integrado por tres sujetos en cuyo poder se ha hallado asimismo documentación que les acredita como afiliados a la central sindical CNT ha sido autor, según la Jefatura de Policia de Barcelona, del atentado contra el restaurante-espectáculo Scala.
Agencia Pyresa

El periódico de la CNT francesa de la época (las páginas en francés del "Espoir"), publicó en Toulouse la implicación de colaboradores de la policía como autores, infiltrados en la CNT justo antes del hecho.[1]

Proceso judicial

La vista del Caso Scala tuvo lugar en diciembre de 1980. Los abogados defensores (Loperena, Palmés, Krauel y Seguí) solicitaron que el ministro de gobernación, Rodolfo Martín Villa compareciese a declarar, pero no lo hizo. La posición de la defensa apuntaba hacia un montaje policial orquestado mediante confidentes infiltrados en el sindicato CNT con el objetivo de desacreditar tal sindicato ante los trabajadores y evitar así su progresión en Cataluña. La sentencia condenó a José Cuevas, Xavier Cañadas y Arturo Palma a 17 años de prisión como autores de un delito de homicidio involuntario y por fabricación de explosivos; Luis Muñoz fue condenado a dos años y seis meses por complicidad, y Rosa López, a 5 meses por encubrimiento. El recurso presentado por los abogados defensores fue desestimado por el Tribunal Supremo.

Con el paso de los años se fue descubriendo el papel crucial y decisivo que desempeñó el confidente de la policía, Joaquín Gambín, el Grillo, también conocido como el Rubio o el Legionario, en este asunto. Fue él quien se infiltró en la CNT para dirigir el atentado. La presión de la prensa sobre la policía y la ausencia de Gambín en la vista del caso hicieron levantar sospechas sobre las verdaderas causas del atentado, provocando incluso desavenencias entre el Ministerio Fiscal y algunos miembros de la judicatura. Finalmente, a finales de 1981, Gambín fue detenido por la policía tras un tiroteo en Valencia. El Caso Scala volvía a abrirse.

La segunda vista del Caso Scala Barcelona, en diciembre de 1983, solo tuvo un acusado: Joaquín Gambín. La sentencia lo condenó a 7 años de prisión por acudir a la manifestación con armas y por preparación de explosivos. La CNT ha presentado siempre este asunto como una maniobra oscura del gobierno dirigida a frenar el ascenso del sindicato anarquista, que se resintió indudablemente de la repercusión social que tuvo el Caso Scala.

Juan Garcia Oliver



Juan García Oliver (1901 Reus, Tarragona - 1980 Guadalajara, México) fue un significativo anarquista a principios de siglo XX en España. Junto a Buenaventura Durruti, fundó el grupo de "Los Solidarios", al cual posteriormente se le adjudicaron varios asesinatos, incluyendo el intento de asesinato del rey Alfonso XIII.

La figura de García Oliver está muy unida a la de Durruti, después de las imputaciones de los asesinatos éste hubo de huir a Argentina y a otros países latinoamericanos y europeos. Regresó en 1931. Empieza por difundir la práctica cenetista y parece cierto que Pestaña y Peiró pidieron que se organizase un grupo de compañeros para liquidar a Martínez Anido y a otros perseguidores de la Confederación Nacional del Trabajo. Así nació Nosotros, con Durruti, Ascaso, Jover y otros compañeros. Ahora bien, si Pestaña y Peiró dejaron esta táctica en 1923, Nosotros la continuó y García Oliver hasta 1933. En 1931, declaró que había que lanzarse a la revolución sin esperar, y que los treintistas la remitían a fechas completamente absurdas.

Pero en diciembre de 1933 se opuso a la tentativa de Durruti y Ascaso y la regional aragonesa, cuando estaba de acuerdo para la de enero, todo ello sin estar en la F.A.I. (Federación Anarquista Ibérica) que aparecía como responsable y cuyos militantes luchaban.

En el congreso de mayo de 1936, afirmaba que fue el artífice de la reunificación pero que su proyecto de ejército no fue adoptado a causa de la actitud de Federica Montseny, Santillán y Miró, entre otros. Se puede observar, según los textos que publicó Elorza en Revista del Trabajo, n.° 32, que los proyectos para el Congreso de Zaragoza de los sindicatos de Santillán y García Oliver no se diferencian mucho, en particular para la cuestión militar.

Tras los dias de lucha de julio en Barcelona (debiéndose la victoria según García Oliver a la organización dada por él) tuvo lugar un pleno de locales y comarcales el 23 de julio de 1936.

García Oliver y la comarcal del Bajo Llobregat propusieron ir a por todo pero hubo unanimidad en contra, y García Oliver se planteó las causas, pareciendo sugerir dos explicaciones:

A) La ignorancia del anarquismo

B) La actividad de los grupos disolventes.


Jugó un papel importante en el movimiento obrero español, sobretodo a través de la denominada "trabazón" con la C.N.T. (Confederación Nacional de Trabajo), es decir la presencia de elementos "faístas" en la organización anarcosindicalista.
Cuando la C.N.T. decidió entrar en el gobierno durante la Guerra Civil Española, acepto asumir el cargo de Ministro de Justicia bajo la presidencia de Francisco Largo Caballero, durante 1936-1937. Anteriormente ya había sido consejero de la Generalitat de Cataluña. Intentó convencer a los trabajadores para que se desarmasen durante los hechos de mayo de 1937 en Barcelona, llamando a un cese del fuego.
Intentó convencer a los trabajadores para que se desarmasen durante los hechos de mayo de 1937 en Barcelona, llamando a un cese del fuego. En mayo del 37, en Barcelona hubo una serie de enfrentamientos entre grupos revolucionarios y el gobierno republicano. Entre los primeros estaban los militantes sindicalistas de CNT, FIJL, FAI; y los militantes de partidos revolucionarios como el POUM, principalmente. El gobierno republicano estaría siendo manejado por influencias estalinistas antirrevolucionarias. La central de Telefónica, en manos de CNT, fue desalojada por fuerzas del orden republicano lo que provocó el estallido del enfrentamiento; barricadas, muertos, una guerra civil interna en el bando antifascista. Lideres del POUM y militantes anarquistas fueron torturados y asesinados a manos de agentes estalinistas.
Algunos ministros del gobierno y/o dirigentes de la central sindical, como García Oliver, pidieron el cese del fuego así como la unión ante el fascismo, argumentando que era preferente ganar la guerra y no la revolución.
Algunos lo consideraron como un traidor hacia al anarquismo español, por haberse comprometido con el gobierno, mientras otros creen que aquellas concesiones eran necesarias para acabar con Franco. En 1978 escribirá El Eco de los Pasos de vital importancia para el entendimiento de la guerra del 36, desde su punto de vista y su mentalidad típica de líder anarcosindicalista y también su visión poco humilde de los hechos, definiéndose como un vidente, pareciendo convencido de sus dotes para el análisis político.

* Libro
"El eco de los pasos" es su autobiografía y libro también en el que García Oliver analiza el anarcosindicalismo "en la calle", "en el Comité de Milicias", "en el gobierno " y "en el exilio".

El Eco de Los Pasos
Su intencionalidad en el libro se refleja claramente en la presentación donde textualmente dice: En la medida de lo posible deben irse aportando ya los materiales de la verdadera historia del anarcosindicalismo en su aspecto humano, más importante que las manifestaciones burocráticas que tanto se han prodigado. Solamente la veracidad puede dar la verdadera dimensión de lo que fuimos. La verdad, la bella verdad solo puede ser apreciada si, junto a ella, como parte de ella misma, esta tambien la fea cara de la verdad. Al finalizar la Guerra, se exilió en Guadalajara, México, donde pasó muchos años hasta morir en 1980.

Fermín Salvochea y Álvarez


Fermín Salvochea y Álvarez, (1 de marzo de 1842 en Cádiz – 27 de septiembre de 1907 en Cádiz) figura fundamental en el anarquismo andaluz, maestro de varias generaciones, nace en Cádiz el 1 de marzo de 1842, en la Plaza de las Viudas nº 32, 1º (hoy Fernando García de Arboleya), hijo único del matrimonio formado por Fermín Salvochea Terry y María del Pilar Álvarez.

De su infancia se tienen pocos datos. A los 15 años, sus padres le envían a estudiar comercio e idiomas en Inglaterra, donde pasa cinco años, en Londres y Liverpool. Su estancia en este país le sirvió para formarse, contactando con los círculos intelectuales radicales, progresistas y humanistas, y rechazando las teorías de los economicistas clásicos: Adam Smith, Thomas R. Malthus o David Ricardo.
Regresa a Cádiz a la edad de 21 años, dotado de una cultura poco común a su edad, y como el mismo manifestó, convencido internacionalista, ateo y comunista libertario. En su libro sobre Salvochea, cuenta Pedro Vallina que al llegar a Cádiz, tenía aspecto de inglés por su tipo alto y calmo, enjuto y grave. Poco a poco va elaborando sus teorías, hasta llevarlas a la práctica a partir de 1868.
Participa activamente en el levantamiento de Cádiz durante la Revolución de septiembre de 1868, desde posturas democráticas y republicano-federales. En el mes de diciembre, defiende la Revolución desde las barricadas montadas por una fuerza de voluntarios de la libertad. Aplastado el movimiento insurreccional, Salvochea es detenido, y se declara el único responsable del levantamiento de la ciudad; es encarcelado en el castillo de Santa Catalina.
En las elecciones a Cortes de enero de 1869, los monárquicos consiguen la mayoría, pero ciudades importantes como Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia o Cádiz dieron el triunfo a los republicanos. Salvochea, que se encontraba en la cárcel, es elegido diputado a Cortes, pero el gobierno nacido de la Revolución de septiembre no reconoció la elección, aunque en febrero de 1869, el gobierno concedió una amnistía a los presos políticos, por medio de la cual pudo Salvochea recuperar la libertad.
En octubre de ese mismo año estalla la insurrección federal en Cataluña, Aragón y Andalucía por la república. Salvochea, el héroe de las jornadas de septiembre, se pone al frente de una milicia de mil hombres, que recorre la provincia de Cádiz, tomando Alcalá de los Gazules. Por toda la provincia circuló un llamamiento de Salvochea, que se convirtió en bando, fijado en las paredes:

Envuelto en las aclamaciones de
Paso a la verdadera revolución.
Paso a los derechos del hombre.
Abajo los tiranos,
Viva la República Federal.
Os envía un abrazo vuestro hermano,
Fermín Salvochea.

Sofocada la revuelta por los monárquicos, Salvochea se refugia en Gibraltar, Londres y París. A principios del año 1873, y gracias a una amnistía, regresa a España, para convertirse a los pocos días en alcalde de Cádiz, a los 31 años de edad, el 22 de marzo de 1873, y una vez proclamada la I República en el país. Siendo alcalde de Cádiz, entre otras medidas, implantó la jornada laboral de 8 horas.
En el mes de julio, encabeza la proclamación cantonal en Cádiz, desde la presidencia del Comité de Salud Pública de la provincia.
Con la llegada de las tropas del general Pavía, y el final de la experiencia cantonalista, en agosto, Salvochea se entrega y se declara único responsable, aunque al igual que en la revolución de 1868 tiene ocasión para escapar.
La condena en consejo de guerra, de 13 años (1874-1885), la cumplirá entre el peñón de La Gomera y Ceuta. En 1883, el ayuntamiento de Cádiz consiguió un indulto para Salvochea, pero al serle leído se negó a firmarlo y lo rompió, negándose a recobrar la libertad como favor y no como reparación de justicia. Finalmente pudo fugarse, pasando al exilio en Marruecos, Portugal y Argelia, hasta que, una vez muerto Alfonso XII, se concedió una amnistía general, que aprovechó para regresar a Cádiz, donde, una vez más, es recibido por multitud de gente que lo vitorea. En Cádiz, funda el periódico El Socialismo, que se publicó hasta 1891.
Impulsa las manifestaciones del 1 de mayo, donde en 1890-91, y pese a la represión policial, se reúnen 6.000 personas, a los gritos de "abajo la burguesía" y "viva el anarquismo". Salvochea es encarcelado de nuevo, y su periódico, clausurado.
Con el pretexto de los sucesos de "La Mano Negra" (1880-1883), son perseguidas las organizaciones de trabajadores, sumándose en la provincia de Cádiz 5.000 detenidos. En 1892 hubo varios levantamientos anarquistas en localidades como Jerez, Arcos, Lebrija o Ubrique, de los que se acusa, una vez más, a Fermín Salvochea, José Sánchez Rosa o Manuel Díaz Caballero. Condenados a muerte, se les conmuta ésta más tarde; la alternativa para Salvochea es una condena a 12 años de prisión. La mayoría de los detenidos fueron condenados a cadena perpetua, y a cuatro trabajadores se les aplicó el garrote vil. Salvochea es destinado a los presidios de Burgos y Valladolid, en el que intensa suicidarse.
En 1899 obtiene la libertad, para regresar de nuevo a Cádiz, y marchar a Madrid en 1900, a los 58 años, en compañía de Pedro Vallina. Allí traduce algunos libros, y trabaja en diarios como El Liberal, El Heraldo o El País.
Con motivo de la coronación de Alfonso XIII en 1902, es detenido junto con otros anarquistas, acusado de tener planeado lanzar unos explosivos cuando el rey llegase al Congreso. Posteriormente, se comprobó que era una jugada de la policía, y fueron puestos en libertad.
A principios de 1907, Salvochea regresó a Cádiz, instalándose en la Plaza de Argüelles (Plaza de las Nieves). Vivió pobremente, como era su costumbre, hasta que debido a una lesión de columna, fallece el 27 de septiembre en Cádiz.
Su muerte fue muy sentida por el pueblo de Cádiz, y a su entierro acudieron unas 50.000 personas.
En su tumba nunca ha faltado un ramo de flores, que se renuevan diariamente.

lunes, 12 de enero de 2009

Federica Montseny Mañé; Barcelona, 1905 - Toulouse, 1994



Dirigente anarquista española, una de las figuras más emblemáticas del movimiento obrero español. Federica Montseny fue, además de la anarquista más conocida en la época que va desde la dictadura de Primo de Rivera a la Guerra Civil (años veinte y treinta del siglo XX), una brillante escritora y oradora.

Su vida estuvo marcada tempranamente por la determinante influencia de sus padres: Juan Montseny y Teresa Mañé (Federico Urales y Soledad Gustavo, según los seudónimos con los que se les conoció en su febril actividad social y propagandística), ambos militantes en las ideas libertarias. En la concepción revolucionaria de Federico Urales, la necesidad de extender la educación a todos los grupos sociales constituía un eje fundamental: la liberación de hombres y mujeres sólo podría alcanzarse por medio de la adquisición de conocimientos. Y así, Federica Montseny obtuvo desde el principio todos las energías y capacidades de sus padres para formarse. Un fuerte sentido de la libertad determinaría, además, todo su proceso de aprendizaje. Libertad personal, poder de decisión, elección de su forma de vida, fueron los cimientos de la idea de mujer que, por otra parte, Teresa Mañé transmitió a su hija. El teatro, para el que su padre escribió innumerables obras, formó también buena parte de la educación de Federica que, asistiendo también a los cursos libres de la Universidad de Barcelona, completó así una instrucción que la haría desmarcarse ampliamente de las mujeres de su tiempo.

Mítines y manifestaciones formaron también parte de la vida adolescente de Federica. Con apenas doce años ya acompañaba a sus padres en la actividad militante que no abandonó a ninguno en sus agitadas vidas. En el Café Español conoció Federica a Salvador Seguí, el Noi del Sucre, líder sindicalista del momento, y a Luis Companys, más tarde presidente de la Generalitat catalana. En un mitin por esos días oyó por primera vez a Ángel Pestaña. Todos ellos, cruciales personajes de la historia social y política de España, más tarde compartieron con Federica las convulsas luchas obreras y la trágica Guerra Civil.

A finales de 1920, con quince años, Federica Montseny escribió su primera novela, Peregrina de amor, que quemó poco después. Al poco tiempo comenzó la redacción de una obra sobre la Barcelona obrera: La tragedia del pueblo, cuyo destino fue también el fuego. A los diecisiete años comenzaron sus colaboraciones en la prensa anarquista, utilizando (para no aprovechar la fama de su apellido) un seudónimo: Blanca Montsan. En 1923, con dieciocho años, ingresó en la C.N.T. (Confederación Nacional del Trabajo), la gran central sindical anarquista de la época, afiliándose en el sindicato de Oficios Varios de Sardañola. Fue en aquel tiempo cuando recibió la oferta de Ángel Pestaña, a la sazón director del periódico, de colaborar en Solidaridad Obrera, órgano decano de la prensa confederal. Federica tendría desde entonces a su cargo la sección de “Relieves sociales”.

Federica se incorporó asimismo al equipo director de la Revista Blanca, órgano teórico del anarquismo español que se publicó bimensualmente entre junio de 1923 y 1936 y en cuya primera época (1898-1905) habían colaborado con asiduidad Unamuno, Clarín, Baroja, Pérez Galdós o Pablo Iglesias. Allí se dio a conocer a través de sus muchos escritos y de los que publicó en otra cabecera anarquista -en este caso semanal-: El luchador. Periódico de sátira, crítica, doctrina y combate. Ambas publicaciones fueron las fuentes más importantes de divulgación de su pensamiento, vertido en unos seiscientos artículos.

Desde 1932 Federica Montseny comenzó a intervenir en diversas giras que, muy usuales en aquellos años, recorrían distintas zonas del país divulgando las ideas sindicalistas y revolucionarias. Participó en múltiples mítines, y sus discursos comenzaron pronto a recogerse en panfletos. En 1933 Federica dio a luz a su primera hija (a la que llamó Vida), fruto de la que sería una larga relación con el también militante anarquista Germinal Esgleas. Ello no supuso sin embargo su alejamiento del trabajo organizativo ni literario.

En este último campo, Federica Montseny escribió alrededor de cincuenta relatos para la Revista Blanca en dos series llamadas La Novela Ideal y La Novela Libre. Dos de estos relatos, La victoria y El hijo de Clara, abordaron el problema de la libertad femenina, asunto del que Federica Montseny se ocupó durante toda su vida. A estas obras siguió una tercera, La indomable, novela en buena medida autobiográfica, en la que, como en las anteriores, la autonomía de las mujeres y su derecho al libre albedrío configuraban las bases de la trama.

Miembro destacado de la F.A.I. (Federación Anarquista Ibérica), el ala más radical de la C.N.T., Federica Montseny mantuvo implacablemente un enfrentamiento dialéctico con sus compañeros del sector más moderado, conocido como “Treintistas” -por haber firmado el “Manifiesto de los Treinta”-, lo que la acercó a las posiciones de hombres como García Oliver, Ascaso, Durruti y otros, y la situó frente a dirigentes como Ángel Pestaña o Joan Peiró.

La crucial cuestión ética que tuvo que enfrentar la C.N.T. a los pocos meses de comenzar la Guerra Civil, durante el gobierno de Largo Caballero, que opuso sus principios anarquistas a la colaboración gubernamental a la que se vio abocada la organización, afectó profundamente a Federica Montseny. En efecto, de los cuatro ministros confederales que fueron nombrados como representantes de la C.N.T. en el gobierno y que ocuparon las carteras de Justicia, Comercio, Sanidad e Industria, uno fue Federica Montseny.

Sus escrúpulos ideológicos y la presión a la que fue sometida por parte del sector más purista para que se negase a aceptar el cargo fueron difíciles de superar. A pesar de ello y de las serias divisiones que la decisión ocasionó en las filas libertarias, Federica -y los otros tres compañeros- aceptaron, considerando su intervención en el gobierno imprescindible para vertebrar la defensa frente al ejército rebelde.

Emma Goldman


Célebre anarquista de origen lituano conocida por sus escritos y sus manifiestos radicales, libertarios y feministas, fue una de las pioneras en la lucha por la emancipación de la mujer.

Emma Goldman nació el 27 de junio de 1869, en el seno de una familia judía de Kaunas en Lituania, que regentaba un pequeño hotel. Durante el periodo de represión política que siguió al asesinato de Alejandro II y cuando contaba 13 años, se trasladó con su familia a San Petersburgo.

Emigró a los Estados Unidos con una hermanastra tras el enfrentamiento con su padre que pretendía casarla a los 15 años. El ahorcamiento de cuatro anarquistas (Mártires de Chicago) a consecuencia del motín de Haymarket, animó a la joven Emma Goldman a unirse al movimiento anarquista y convertirse, a sus 20 años, en una auténtica revolucionaria. En esa época se casó con un emigrante ruso. El matrimonio apenas duró 10 meses, Emma se separó y se fue a New York. Continuó legalmente casada para conservar su ciudadanía americana.

En New York conoce y convive con Alexander Berkman y pasa a ser la principal dirigente del movimiento anarquista de los Estados Unidos. Su apoyo a Berkman en la tentativa de asesinato de Henry Clay Frick la hizo todavía más impopular frente a las autoridades americanas. Berkman fue encarcelado durante varios años.

Emma fue encarcelada, asimismo, en 1893 en la penitenciaria de las islas Blackwell. Públicamente instigó a los obreros en paro a Pedid trabajo, si no os lo dan, pedid pan, y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan. Esta cita es un resumen del principio de expropiación preconizada por los anarco-comunistas como Piotr Kropotkin. Voltairine De Cleyre salió en defensa de Emma Goldman en una conferencia dada tras su apresamiento (In defense of Emma Goldman). Mientras permaneció en prisión, Goldman, desarrolló un profundo interés por la educación de los niñxs, empeño en el que se involucró años más tarde.

Junto con nueve personas más fue de nuevo arrestada el 10 de septiembre de 1901 por participar en el complot de asesinato contra el Presidente William McKinley. Uno de ellos, León Czolgosz le había disparado pocos días antes. Emma, le conoció semanas más tarde y se vio con él una sola vez, al ser arrestada dijo: ¿Tengo yo la culpa de que un loco haga una mala interpretación de mis palabras?

El 11 de febrero de 1916 es detenida y encarcelada de nuevo por la distribución de un manifiesto en favor de la contracepción. Durante varios años, y cada vez que daba una conferencia, esperaba ser arrestada, por eso iba siempre pertrechada con un buen libro. En 1917, y por tercera vez, es encarcelada de nuevo junto con Alexander Berkman por conspirar contra la ley que obligaba al servicio militar en los Estados Unidos. Hizo públicas sus profundas convicciones pacifistas durante la Primera Guerra Mundial y criticó el conflicto por considerarlo un acto de imperialismo. Dos años después fue deportada a Rusia. Durante la audiencia en la que se trataba de su expulsión, J. Edgar Hoover, que era el presidente de la misma, calificó a Emma como una de las mujeres más peligrosas de América.

Residió en la URSS con A. Berkman (1920 – 1922) y participó en la sublevación anarquista de Kronstad. Apoyó a los bolcheviques en contra de la división entre anarquistas y comunistas, hecho que se produjo durante la primera Internacional. La represión política, la burocracia y los trabajos forzados que siguieron a la Revolución rusa contribuyeron, en gran medida, a cambiar las ideas de Goldman sobre la manera de utilizar la violencia, excepción hecha de la autodefensa.

Disconforme con el autoritarismo soviético, se instaló definitivamente en Canadá. En 1936, Goldman colaboró con el gobierno español republicano en Londres y Madrid durante la Guerra Civil española. Cabe destacar el vehemente artículo que escribió sobre el conocido anarquista español Buenaventura Durruti titulado Durruti is Dead, Yet Living.

Emma Goldman murió el 14 de mayo de 1940 en Toronto y está enterrada en Chicago.

UN AÑO DEL DERRIBO DE LA E.I. VALLE DEL ORO, UN AÑO MAS DE PRIVATIZACION

En Carabanchel, hace un año fue derribada la Escuela Infantil Valle del Oro. Decían las autoridades de la Consejería de Educación que graves daños estructurales dañaban el edificio.

Es evidente que la administración Aguirre debe creer que la enseñanza pública en general y la enseñanza 0-6 en particular sufre también graves daños estructurales y por eso pretende derribarla como hizo con la Escuela Infantil Valle del Oro. Para ello toma medidas eficaces que dejen lo público como lo que es ahora esa escuela infantil, una escombrera.

Eso sí, tampoco quiere derribar lo público de golpe, mejor poco a poco como hace con las escuelas infantiles. Veamos algunas de las habituales medidas para el derribo de la educación infantil:

- Desaparición de unidades públicas (para que no haya oferta pública);

- Anulación de los requisitos mínimos para impartir educación infantil (para que la patronal “cutre” pueda abrir centros en locales de “todo a 100”, con personal sin cualificar y con unas ratios elevadísimas), a los que llaman “Centros Infantiles”, en lugar de “Escuelas Infantiles”, para eludir cualquier requisito o control. Igual ocurre a veces con el nombre “ludoteca infantil” (fijaos en los rótulos de los centros privados y públicos de vuestro barrio: no dicen lo mismo).

- La concertación de este nivel mediante diversos procedimientos (nunca antes había existido). Sólo era gratuita en centros públicos, al no ser un tramo obligatorio.

- Impulsar unas cualificaciones profesionales (no títulos) también de “todo a 100” para trabajar con las criaturas, lavando la cara de la falta de profesionalidad y para pagar así menos a las trabajadoras/es, precarizando totalmente el sector.

En este nuevo curso debemos celebrar nuevas medidas para derribar la enseñanza infantil como el aumento de las ratios (nº de criaturas por clase) que las trabajadoras/es sufrimos para mal propio y de los niños/as o el deterioro de los equipos de atención temprana para que estos detecten menos necesidades educativas específicas y así ir restringiendo recursos a estos centros.

Pero es sabido por todos/as que la admón. Aguirre no sólo tiene puesta su mirada sobre la enseñanza pública. La privatización afecta también al canal de Isabel II o a la sanidad pública de la que quizá no sepas algunos datos que son muy reveladores de los cambios tanto en la Atención Primaria (AP), centros de salud y los ambulatorios de especialidades, como en los Hospitales.

La empresa que gestiona el Centro Sanitario, de AP u Hospital, recibe de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid un cupo de pacientes a atender, y un dinero por cada uno de ellos. No se autogestiona como dicen, sino que lo explotan como cualquier empresa.

Si la salud no es un negocio porque siempre da pérdidas ¿de dónde sacan el beneficio? Por ejemplo, de disminuir el número de ingresos e intentando que bajen, de los 7 días de hospitalización de media actuales por paciente, a 4. De disminuir el personal, el material y las pruebas. Eliminando los programas de prevención.

¿Y cuál es el futuro de la Sanidad Pública? Intentan disolverla sin que nos demos cuenta. Su objetivo es que sea totalmente privada y funcione mediante seguros médicos que se contratarán como los de los coches, desde el “a todo riesgo” al más básico.

Todo ello gracias a una legislación estatal apoyada y mantenida por el PSOE, que hace en otras comunidades lo que aquí hace el PP, y con el apoyo de los sindicatos subvencionados.

Esperanza Aguirre, que ve graves daños estructurales en los servicios públicos y por eso pretende derribarlos como hizo con la Escuela Infantil Valle del Oro, no se ha dado cuenta de los problemas estructurales en el capitalismo, agravados gracias a las políticas neoliberales que avala toda la clase política (PP, PSOE y demás morralla de derechas o de izquierdas), empresarial y burrocrática sindical. El capitalismo que tanto beneficia a unos pocos tiene grietas y contradicciones brutales y el gobierno de izquierdas con el dinero de todos sale a socorrerlo con multimillonarios préstamos. Al fin y cabo, podrían intercambiar clase dirigente política y económica sus butacas como de hecho hacen a menudo, pues son una única clase con intereses comunes.

Como esos que están arriba han pensado que la solución para el capitalismo neoliberal es más neoliberalismo (por ejemplo, algunos pretender abaratar el despido...), nosotros la clase obrera tenemos dos posibilidades: esperar sentados la vida que ellos nos han diseñado: precariedad, competición, aislamiento, consumismo, incertidumbre y servilismo o autoorganizarnos, funcionar sin intermediarios, hacer del apoyo mutuo un valor fundamental de nuestra vida y luchar para transformar el sistema de raíz.

Frente a las privatizaciones, es decir, frente al capitalismo y sus crisis que pagamos las trabajadoras, solo cabe ir organizando una huelga general.


NO A LAS PRIVATIZACIONES

NO AL CAPITALISMO

HUELGA GENERAL YA

ORGANIZATE Y LUCHA

domingo, 11 de enero de 2009

Melchor Rodriguez "El angel rojo"


Melchor Rodriguez nació en el sevillano barrio de Triana en 1893. Tempranamente se quedó huérfano de padre al fallecer éste en un accidente en los muelles del Guadalquivir. El hogar, quedaba reducido a la miseria y al trabajo de su madre, cigarrera y costurera en diversas casas sevillanas. Había de educar a tres hijos.

Melchor cursó estudios primarios en la escuela del asilo. A los trece años trabaja como calderero. Envuelto en la pobreza, ve en los ruedos un camino para sacudirse la miseria, y movido por ese afán abandona su casa y empieza una gira de capea en capea. En la enciclopedia taurina Cossio, se cita a Melchor como el único que alternó la lidia de reses bravas con las actividades políticas.

Pronto abandonará esta experiencia y roto por una cornada, acabará en Madrid trabajando como chapista. Allí entra en contacto con los círculos libertarios, teniendo el carné nº 3 de la Agrupación Anarquista de la Región Centro, y llegando a ser el presidente del sindicato de carroceros. En las filas de la CNT comienza una lucha en favor de los derechos de los presos, incluso de los presos de ideologías contrarias, lo cual le hace acabar tras las rejas en multitud de ocasiones a lo largo de la monarquía y la República.

Comenzada la Guerra Civil española, es nombrado director general de prisiones, pues conocía a los funcionarios de prisiones y las cárceles como su propia casa. Tomó posesión el 17 de noviembre de 1936.

Su valentía y humanidad van a ser decisivas para atajar los crímenes masivos que en nombre de las organizaciones obreras y de la llamada Revolución se estaban cometiendo en el bando republicano. En especial se muestra dispuesto a acabar con los asesinatos masivos que los comunistas, con el joven Santiago Carrillo a la cabeza, estaban llevando a cabo en las cárceles de Madrid. Ante los horrorosos acontecimientos que descubre, se ve obligado a dimitir de su cargo. Pero el Gobierno que ya había huido a Valencia, no sólo no admite su renuncia, sino que le dan plenos poderes. Gracias a esto paraliza las masacres, y las cárceles dejarán de ser una pesadilla, para convertirse en un lugar seguro, hasta el 1 de marzo de 1937, en el que el nuevo gobierno del socialista títere de los comunistas, Negrin, lo destituye.

Apenas había durado tres meses en el cargo, pero ese tiempo había bastado para salvar miles de vidas, que desde entonces lo conocerían con el apelativo cariñoso del "ángel rojo". Muchos de sus correligionarios, sin embargo, le acusaban de ser el ángel traidor, pues incluso en esos terribles años de ceguera sectaria, para Melchor toda vida humana era sagrada. No le perdonaron que salvara a Raimundo Fernández Cuesta (Número dos de Falange), a Muñoz Grandes (el general de la División Azul), a Javier Marín Artajo (diputado de la CEDA), a los hermanos Quintero (famosos comediógrafos)… En 1938 se jugó el cuello por permitir que en el funeral de Serafín Álvarez Quintero se exhibiera un crucifijo, cumpliendo la última voluntad del finado. Fue el único crucifijo que se exhibió en público en el Madrid rojo.

Pero el episodio, por el cual la Asamblea de las Naciones Unidas le ha distinguido, sucedió el 8 de diciembre de 1936 en la cárcel de Alcalá de Henares: dos días antes se habían asesinado a los 319 presos de la cárcel de Guadalajara. Tras un bombardeo del ejército nacional en Alcalá, de nuevo la consigna se apoderó de las masas enfervorecidas: A la prisión, a no dejar un preso con vida. El alcalde y el director de la prisión se consideraron impotentes para frenar a la milicia de obreros. Cuando ya estaban a punto de abrir las celdas, se presentó Melchor dispuesto a parar esa locura. Se interpuso con su cuerpo, y gritando que si alguien quisiera matar a un solo preso, primero tenía que acabar con él. Tras horas de discusión, amenazas de muerte contra él, y apuntándole todos los fusiles consiguió disolver a los violentos. Ese día salvó la vida de 1.532 personas. Recibió el reconocimiento de multitud de embajadas de países europeos e iberoamericanos, incluso de D. Juan de Borbón.

Tras su destitución por los comunistas fue nombrado Delegado de cementerios, trabajo que como todos los suyos, se tomó muy en serio. Él mismo revisaba los nichos y sepulturas. Con la entrada de las tropas de Franco, y a pesar de disponer de coche por su cargo oficial, se quedó en Madrid. En noviembre de 1939 fue juzgado por un Consejo de guerra. Incluso el fiscal resaltó sus grandes virtudes cristianas. Pero la injusticia franquista fue implacable. Seis años de cárcel. Después vivió modestamente como empleado de seguros, rechazando toda ayuda económica. En una ocasión quisieron remunerarle por el acierto de Melchor en un slogan que anunciaba anís. No aceptó ningún cheque. Acogió en su modesto piso a un banderillero y su mujer, amigos de juventud que se habían quedado en la ruina.

Un día, al volver a casa, encontraron a Melchor desmayado y caído en el suelo, con una herida en la cabeza. Lo trasladaron al Hospital Francisco Franco, y allí fue a verle su íntimo amigo Martín Artajo (Ministro de Asuntos Exteriores). Cuando Melchor recobró la lucidez charlaron largo rato. Martín Artajo llevaba una corbata con los colores anarquistas, y también un crucifijo. Al final de la conversación, Melchor Rodriguez besó la imagen. Descansó en paz en 1973. Su entierro, sencillo, tuvo rango de funeral de Estado, con presencia de ministros, anarquistas, jerarcas del régimen, ex-presos de varias ideologías y supervivientes de las cárceles del 36. Sobre su ataúd cubierto con la bandera anarquista y con un Crucifijo, se rezó un Padrenuestro multitudinario y se cantó el himno anarquista, con la hermosa música de la Varsoviana: Negras tormentas agitan los aires…

III jornadas Anticarcelarias en Valladolid

El 19 de enero comenzarán estas jornadas, que ya están empezando poco a poco a ser una cita consolidada en la ciudad, y que culminarán el día 24 con una marcha a la cárcel de Dueñas (Palencia).

Lunes 19 de enero a las 20:30h en la Casa de las Palabras (C/ San Ignacio, 5)

Charla "Trabajo y cárcel", a cargo del Observatori Penal de Barcelona.

Martes 20 de enero a las 20:30h en la Casa de las Palabras (C/ San Ignacio, 5)

Mesa redonda "Chavales presos, ¿y después qué?"

Miércoles 21 de enero a las 20:30h en la Casa de las Palabras (C/ San Ignacio, 5)

Charla "Cárcel y droga", a cargo del colectivo madrileño Madres Contra la Droga

Jueves 22 de enero a las 20:30h en Casa Babylon (Paseo Juan Carlos I, 123)

Proyección del documental "El Experimento"

Sábado 24 de enero a las 13:00h desde la Plaza Mayor de Dueñas (Palencia)

* Salida de Valladolid desde Plaza Poniente a las 12h en el autobús regional

Marcha a la cárcel de Dueñas

Presentación del libro: Anselmo Lorenzo, un militante proletario en el ojo del huracán.


viernes 16 de enero, 19:30h.

Presentación del libro: Anselmo Lorenzo, un militante proletario en el ojo del huracán.

A cargo del autor, Paco Madrid; Rafael Cid y Óscar de Virus editorial.

LaMalatesta
calle Jesús y María nº24, Madrid.
Metro: Tirso de Molina/Lavapies



El tipógrafo anarquista Anselmo Lorenzo, como tantos otros de su generación, se formó intelectualmente en las conferencias y debates que se celebraban en el Ateneo de Madrid, llamado por aquel entonces (segunda mitad del siglo XIX) Fomento de las Artes. Formó parte del primer grupo que se reunía periódicamente con Fanelli en las postrimerías del agitado año de 1868, que había visto el destronamiento de Isabel II y el inicio de una revolución más aparente que real. Con la formación del primer núcleo madrileño de la Internacional comenzaría su intensa vida de militante proletario. Por su carácter tolerante y conciliador se ganó las antipatías tanto de los núcleos más radicales de la organización internacional como de aquellos que se decantaron por las ideas marxistas, hasta el punto de que se vio obligado a abandonar la militancia y emigrar a Francia. Pero estos tropiezos, lejos de desalentarlo, afirmaron aún más su carácter; y tras su reingreso en la Federación de Trabajadores, en 1886, se dedicó en cuerpo y alma a la difusión de las ideas anarquistas. Se vio involucrado en el tristemente célebre Proceso de Montjuïc, pero no sería esta la única vez que sufriría los efectos de la persecución encarnizada del Estado contra el anarquismo. Colaboró estrechamente con el proyecto de Ferrer y Guardia y ayudó a la introducción en nuestro país de las ideas del sindicalismo revolucionario, uno de los factores decisivos del posterior nacimiento de la CNT. Escritor prolífico y excelente divulgador de las ideas anarquistas, nos ha dejado, además de sus numerosos artículos y folletos, unas extraordinarias memorias de su paso por la Internacional. Su muerte en 1914 dejó un profundo vacío entre los militantes anarquistas.