jueves, 21 de enero de 2010

Okupacion forestal Anti-MAT

desdelsboscos.blogspot.com from marc planas on Vimeo.




OCUPACIÓN FORESTAL CONTRA LA MAT...DECLARANDO INTENCIONES

Desde aquí, desde los bosques, desde donde se han escondido y organizado siempre los rebeldes, los forajidos, maquis, conspiradores...desde donde se atracaron diligencias reales, se bailaron junto al fuego danzas populares, desde donde aún hoy podemos ser invisibles y sentirnos protegidos, convocamos a los que la MAT les quita el sueño.
Y aclaramos, criticar cabalmente la barbarie de la Muy Alta Tensión es reprobar sin titubeos el insaciable apetito de las grandes ciudades, es guerrear contra todas las gestiones e infraestructuras del Estado (Gobierno, Generalitat, Ayuntamientos) y su mandamás Capitalismo. Esta organización social basada en la codicia y voracidad más impunes, en el individualismo y el amor eterno al beneficio nos daña...aunque se disfracen de PlanesE, de mejoras eléctricas, de vacunas gripe A, de trenes de alta velocidad o de avances digitales televisivos.

Desde aquí, desde nuestro nuevo asentamiento en las Guilleries repudiamos este macrocorredor eléctrico que coloniza a golpe de talonario sin prestar atención a las lúcidas oposiciones que desde hace años han mostrado no sólo los afectados sino los que aún conservan algo de mentalidad inconformista y emancipadora; algo de honestidad ante la vida. Y no pretendemos que los políticos de turno o Red Eléctrica (la empresa que monta el chiringuito) nos oigan y respeten, sabemos que su labor –por definición- es estar al servicio de unos intereses elitistas al margen de las necesidades sociales. De hecho, son ellos (la burguesía y sus representantes políticos) los que se han encargado a lo largo de la historia de ir socavando, manipulando y dirigiendo las auténticas necesidades del pueblo, de la gente corriente que no pintamos nada.

Este es otro intento más de demostrar que ciertas personas tenemos agallas, que el desafío a lo establecido es condición para poder vivir tranquilas... y qué mejor sitio que proclamarlo desde los árboles, desde la ocupación de la base de la futura torre 114.

Ya ha pasado la hora de intentar convencer a los pueblos por donde pasarán los 400 mil voltios, a quien ya no se le remuevan las entrañas ante tanto desprecio y dominación por parte de los poderosos es que no ve más allá de sus mercancías hipotecadas. Sin embargo, nos establecemos en un lugar concreto, invitando a los que no toleran la progresiva destrucción de áreas forestales, esperando a las que se fatigan con la contaminación del aire en las grandes zonas urbanas y sus condenadas periferias. Intentaremos crear comunidad junto a los que sufren por la desaparición de lo rural, junto a las que alertan sobre la mundial difusión de agentes tóxicos provenientes de la industria, al lado de los que ya están cansados de tanta democracia capitalista madre de deshechos industriales, residuos pesticidas y aditivos alimenticios.

Nuestra propuesta se asienta en resistir comunalmente ante el evidente avance de la MAT. Seguimos teniendo la firme confianza de que la fuerza de los pueblos que se aviven, la desobediencia de los activistas que quieran convivir en estos bosques y, en fin, la convicción de todos aquellos a los que estas palabras les suenen familiares y afines será lo que impedirá la llegada de las deplorables máquinas de la Muy Alta Tensión.
Se basa en reconocernos y ponérselo más difícil...


“El ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destruido. Pero una tormenta sopla desde el paraíso y se arremolina en sus alas, y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Esta tormenta lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al cual vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Esta tormenta es lo que nosotros llamamos progreso”.

¿Cómo funcionamos?
Detrás de esta acción no hay ninguna organización o partido. No recibimos ninguna subvención ni tenemos socixs que nos financien. Todo lo que hemos conseguido ha sido gracias a lo que cada una aporta y comparte, intentando que el dinero no sea un arbitro necesario. Así nos relacionamos de una manera que valora las experiencias que no se pueden comprar y vender. No queremos volver a reproducir a pequeña escala la dinámica capitalista que nos convierte en vendedoras y clientes y que pone precio a todo. Queremos que la gente se haga suya esta experiencia y que aporte aquello que le gustaría encontrar. Traed herramientas, comida, materiales o bebida; construid, cocinad o limpiad; forjad esta resistencia con nosotras, no seáis espectadoras, ¡sed benvenidas a la ocupación forestal y a su familia de ewoks!

No hay comentarios: