viernes, 14 de enero de 2011

Triunfo popular en Túnez: se va el Gobierno


El presidente de Túnez, Zine el Abidine Ben Ali, ha destituido al Gobierno en pleno y ha anunciado la celebración de elecciones legislativas para dentro de "unos meses".

El anuncio ha llegado horas después de que miles de personas hayan tomado hoy las calles del centro de Túnez, la capital tunecina, clamando por la salida del que es presidente del país desde hace 23 años.

En una repetición de la situación de Argentina en diciembre de 2001, cuando las protestas populares echaron a 5 presidentes en dos semanas, el ministro de Exteriores, Kamel Morjane, declaró hoy que es "totalmente factible" un gobierno de unidad nacional.

Entrevistado por la radio francesa Europe 1, el canciller dijo que ese acuerdo es posible con opositores como Mohammed Nejib Chebbi, jefe histórico del Partido Democrático Progresista, agrupación opositora sin representación parlamentaria.

Lo que significaría que el supuesto llamado a elecciones quedaría sin efecto, a tenor de la falta de apoyo del presidente en los círculos empresariales y militares. La convocatoria a los líderes opositores, como ha ocurrido también en Argentina, tiene por objetivo intentar que la gente recupere la confianza en el sistema "democrático".

La manifestación de esta mañana, convocada por la central sindical UGTT, ocupó el centro de Túnez para protestar por la situación económica, la corrupción y las medidas antipopulares, motivo de manifestaciones generalizadas en el país.

El presidente, Ben Ali, fue objeto de consignas antigubernamentales y de críticas de los manifestantes, que avanzaron en principio sin inconvenientes por la capital. Aún no se han recibido informes de posibles excesos represivos.

La manifestación avanzó por sectores que hasta ayer estuvieron bloqueados por policías y militares. "Ben Ali se va", gritaban los manifestantes ante la vigilancia de agentes policiales y del ejército.

13 muertos ayer

Según fuentes médicas citadas por France Presse, 13 personas murieron por disparos de balas policiales durante el día y la noche de ayer en la capital tunecina y sus alrededores, en enfrentamientos con las Fuerzas del Orden tras el discurso presidencial. El mismo que prohibía "disparar a los manifestantes"

Pese al discurso del presidente, la huelga general prevista para hoy fue confirmada como exitosa por la central sindical y, pese a que la situación parece más calma que la de días precedentes, había noticias de protestas en otros puntos del país.

La represión a las protestas y los choques con manifestantes causaron hasta ahora más de 70 muertos.

Seguimiento en La Haine

No hay comentarios: