miércoles, 4 de enero de 2012

La comuna coreana de Shinmin 1929-1931

En 1929 los Anarquistas Organizados fuimos diagramadores y partícipes de la revolución social anticapitalista y antiestatista en el norte de la península de Corea, en la provincia manchuriana de Shinmin.
También hace unos días, el 24 de enero mas precisamente, se cumplieron 80 años del asesinato del comandante Kim jwa jin, histórico héroe de la guerra anticolonial de independencia coreana y uno de los máximos instigadores y defensores de la Comuna de Shinmin. Esta fecha coincide asombrosamente con el asesinato del mayor exponente del anarquismo japones, el periodista Kotoku Shusui junto a otros 11 compañeros en 1911.
PROBLEMATICAS Y ASPECTOS RELEVANTES A EXPONER
a) La experiencia paso desapercibida en la historiografía de la izquierda a pesar de que participaron más de 2 millones de coreanos. Sólo la historiografía anarquista coreana rescató este importante capítulo de la revolución del norte de Corea. Incluso el ex líder de Corea del Norte Kim il Sung en sus “memorias” hace mención a 3 facciones independentistas que luchaban contra los japoneses: el PC coreano, los nacionalistas con su gobierno en Shangai, y la tercera facción secesionista sin llegar a aclarar su ideología. El jerarca comunista atribuye la derrota de Manchuria frente a los japoneses, a las peleas “entre facciones” de los nacionalistas y los secesionistas, sin mencionar los asesinatos ordenados por el PC.

Lamentablemente la figura de Kim Jwa jin, un veterano de la guerra antiimperialista (contra el imperio japonés), fue reapropiada en ambas Coreas como la de un simple procer independentista.

b) Se ensayo durante una guerra antiimperialista la liberación de zonas rurales y pequeños poblados.

Se llegaron a instaurar con éxito concejos administrativos que suplantaron en todos los niveles al Estado: 1-poniendo en funcionamiento la construcción de Poder Popular para resolver las diferentes problemáticas del pueblo (concejos de salud, educación, vivienda, trabajo, etc); 2-poniendo en funcionamiento la práctica del federalismo libertario (consejos de aldeas, distritales y de área).

También se puso en práctica la autogestión obrera en la mayoría de los servicios públicos y las plantaciones de arroz.

c) Estas experiencias terminaron fracasando de la misma forma que las de España (1936) y Ucrania (1919-21) abatidos en el aspecto militar por el leninismo-estalinismo y la reacción.

d) Particularidad en las bases teóricas anarquistas de los coreanos (que se esboza en el “Manifiesto de la Revolución Coreana”, escrito por el histórico anarquista Shin Chae-ho). Esta particularidad indica componentes fuertes de nacionalismo (por ser un pueblo con fuertes raíces culturales invadido por un ejercito invasor), internacionalismo (en alianza con el anarquismo Japonés, Chino, Vietnamita y Taiwanés) y antiimperialismo (guerra contra el imperio Japonés y su ejército invasor). Gran parte de esta herencia se debe no solo a las fuertes raíces culturales de la nación coreana sino también a las atrocidades hechas por el ejército japonés.
DOS RAICES DE LA COMUNA DE SHINMIN

Herencia de lucha antiimperialista
El primero de marzo de 1919 en el marco de la proclama de la Independencia se reavivan movimientos antiimperialistas (contra el imperio japones) por todo el país. El Movimiento de Independencia de Samil (como fueron conocidas las movilizaciones del primero de marzo), que conto con la participación del Anarquismo Organizado, fue reprimido brutalmente por el ejército de ocupación japonés. El saldo fatal fue de 7.500 muertos y 16.000 heridos durante la intentona independentista.

Este evento fue un hito en la historia de la lucha independentista coreana ya que se logró fortalecer el sentimiento de identidad del pueblo coreano. Fruto de esto, los nacionalistas coreanos establecieron un Gobierno Provisional en Shanghai, China. Por otro lado hacia mediados de la década del 20´ esto también encendió la mecha para el inicio de la lucha armada de tres facciones independentistas en Manchuria contra los colonialistas japoneses: los comunistas, los anarquistas y los nacionalistas.

La FACC y el Manifiesto de la Revolución Coreana
El anarquismo estuvo presente desde principios del siglo XX en las organizaciones coreanas estudiantiles, obreras y anticolonialistas tal como la del Movimiento del 1º de marzo. También adquirió influencia de las luchas sindicales de los anarquistas en China y Japón.

Shin Ch’ae-Ho (1880-1936) y Ryu Cha-Myong (1891-1985) fueron algunos de los mas reconocidos mentores del anarquismo coreano. El primero de fuerte tendencia bakuniniana. Tal es así que este logra elaborar para 1924 el “Manifiesto de la Revolución Coreana”. Un programa anarquista de acción en el contexto de una guerra de independencia. El programa no solo contempla la participación activa del anarquismo en la guerra antiimperialista sino que a su vez insta a desarrollar la lucha contra la burguesía coreana (tal como proponía Bakunin para los pueblos eslavos y James Connolly para Irlanda). Así mismo diferenciaba entre revolución política y revolución social.

Ese Manifiesto fue la base para la fundación también en 1924 de la Federación Anarquista Coreana. Esta Federación de núcleos del Anarquismo Organizado se encontraba casi completamente en la clandestinidad debido a la persecución del ejército invasor. En todas las regiones y provincias de Corea había núcleos organizados de la Federación. Los más importantes estaban en Seul, Taegu, Pyongyang e Icheon, así como también en Manchuria y entre los exiliados en China y Japón.

La labor de los militantes era la de producir propaganda y prensa de la tendencia libertaria en cuanto a la labor ideológica anarquista. Algunos de sus periódicos fueron “Recaptura” y “Boletín de Justicia”.

Sin embargo la Federación siempre tuvo una fuerte tendencia a la acción social por sobre todas las cosas. Así es como se dedicaron a impulsar sindicatos y a organizar la resistencia a la ocupación japonesa en cuerpos guerrilleros.

La labor internacionalista de la FAC en la región hace impulsar la Federación Anarquista del Este con organizaciones miembro de China, Vietnam, Taiwán y Japón, lo que les permite la solidaridad de aquellos militantes en el conflicto de independencia.

Para Noviembre de 1929 la Federación cambia el nombre a Federación Anarquista-Comunista de Corea. Es en esa misma época y por influencia de uno de sus grandes organizadores, Kim Jong Jin, la FACC decide destinar la mayoría de recursos a impulsar la liberación en el norte, mas precisamente en la Manchuria china, lugar donde reside mucha población coreana y donde varios veteranos de guerra se sumaban al proyecto de la Federación.
LA COMUNA Y LA GUERRA DE GUERRILLAS EN MANCHURIA

La zona venía siendo escenario desde principios de la década del 20´ de la guerra de independencia anticolonial. Como ya se dijo tres frentes llevaban a cabo incursiones guerrilleras contra las tropas japonesas: el frente nacionalista, el frente dirigido por el Partido Comunista (de tendencia estalinista) y el frente anarquista, conducido por un grupo de veteranos de guerra comandados por el general Kim Jwa Jin. “Baekya” como conocían a Kim Jwa Jin (también apodado el Makhno coreano) decidió poner las energías en defender las ahora zonas liberadas de Shinmin. Él junto a otros generales como Lee Bom-sok disolvieron el ejército del norte y se sumaron para comandar el aspecto militar de la incursión de los anarquistas en una región rural liberada donde vivían más de 2 millones de coreanos inmigrantes. El ejército guerrillero se llegó a estructurar como milicias libertarias.

En ese contexto favorable se constituye en agosto del 29´ en Shinmin la Asociación del Pueblo Coreano en Manchuria. Una administración con "un acuerdo para una federación libre basada en la libertad espontánea de personas". Este tipo de administración permitió a sus 2 millones de habitantes constituirse en una organización descentralizada y federal. Se llegaron a constituir 3 tipos de consejos grandes: Consejos Municipales o de Aldeas (de acuerdo a cada localidad), Consejos Distritales (de un conjunto de localidades muy cercanas) y Consejos de Área o Regionales (que abarcaba la región con el conjunto de Distritos). De esta manera se eliminó un Estado Central, Estados Provinciales y Estados Municipales. También se estructuraron en cada localidad concejos cooperativos para cada necesidad vital o problemática social: Agricultura, Educación, Finanzas, Propaganda, Asuntos Militares, Juventud, Salud Pública, entre otros consejos. Si bien la idea original fue que a través de la formación, la sociedad en su conjunto iba a entender las diferentes fases y niveles del federalismo, el acotado tiempo de la guerra en la región apuró la formación de esas estructuras: en muchos casos venían delegados de otros municipios e instaban a organizar rápido los concejos y asambleas del pueblo, y a que se elija un delegado para la APCM.

En cuanto al sistema organizativo del trabajo se ensayaron proyectos de cooperativas agrícolas (arroz y maiz) y de servicios públicos. En esta instancia a través de delegaciones de la APCM (mediante fondos juntados por la FACC) llegaban grandes molinos para procesar arroz, algunos hasta para 1000 toneladas.

La mujer coreana se dedicó en este contexto más que nada al contrabando de armas para el ejército guerrillero.

El desarrollo organizativo y la expansión de la Comuna de Shinmin hicieron que los estalinistas coreanos y la burguesía pro-japonesa empezaran a ver con malos ojos este nuevo ensayo revolucionario al ver sus bases amenazadas. Los jóvenes anarquistas cercanos a Yu-Rim querían dar una disputa ideológica con el estalinismo para prever contingencias a futuro. Los guerrilleros alineados al comandante Kim Jwa-Jin sostenían que la disputa con el marxismo se iba a dar una vez dada la independencia. El 24 de enero de 1930 cuando el comandante Kim Jwa Jin ayudaba a reparar un molino de arroz, un militante comunista de la Juventud del PC Coreano lo asesinó a sangre fría. Luego del asesinato de Kim, la FACC empezó a destinar a todos sus militantes repartidos en Corea, China y Japón a concentrarse en la zona de la Comuna en Manchuria. Lo mismo ocurrió con todos los recursos.

A partir de ese momento simultáneamente las tropas japonesas empezaron a atacar de manera sistemática desde el frente sur y las tropas estalinistas apoyadas por la URSS y el PC Chino (antes aliado de la FACC) desde el frente norte.

Hacia 1931 los estalinistas comenzaron a enviar infiltrados para asesinar a los referentes de la FACC. A mediados de ese año matan a Kim Jong Jin, sexto referente de la FACC asesinado por los comunistas entre 1930 y 1931. Los comunistas creían que asesinando a los referentes anarquistas la comuna no tardaría en caer.

Para fines de 1932 las tropas japonesas ya habían tomado el control de toda Manchuria, convirtiéndola en un Estado títere de su imperio. La militancia de la FACC fue perseguida, cuando no aniquilada, por toda Corea.
Fuentes

· Ponencia de Alain MacSimoin, del Workers Solidarity Movement de Irlanda.

· Ha Ki-rak “History of the Korean anarchist movement”, Seoul, 1986.

· Efemérides del Ateneu Llibertari Estel Negre de las Islas Baleares.

· Revista Libero Internacional, (sobre anarquismo en el sudeste asiático. Números 1, 2 y 3.

· Jason Adams. "Non-Western Anarchisms: Rethinking the Global Context”

· Kim Il-sung. "With the Century", Foreign Languages Publishing House, Pyongyang, Corea del Norte, 1994.

· Artículo “Ocupación Japonesa de Corea” en wikipedia.

· Lucien Van der Walt, “Towards a history of anarchist anti-imperialism”.

· Cho Sehyun, “En Asia Oriental también...”, Dossier: "Los Anarquistas", de "Le monde diplomatique". Febrero 2009.


Texto usado como disparador de la charla-debate sobre la Comuna de Corea dada por la Columna Libertaria Joaquín Penina en Rosario, Argentina, el 28 de enero, 2010
http://www.anarkismo.net/article/15711

No hay comentarios: