lunes, 9 de abril de 2012

Un día después de la muerte de un jubilado... ¡otro suicidio más en Grecia por culpa de la crisis!

Un hombre de 38 años, padre de dos niños, se arroja desde el balcón de su casa en Ierapetra, debido a dificultades financieras. ¡Otra víctima más de la barbarie capitalista, y solo una horas después de que un anciano desesperado se quitase la vida en plena Plaza Syntagma!

Tras los dramáticos acontecimientos vividos ayer en Atenas, donde un jubilado se quitó la vida de un tiro en la cabeza en plena Plaza Syntagma, la prensa griega informa esta mañana de un nuevo suicidio de otra persona desesperada por su situación socioeconómica.

Esta vez se trata de un hombre de 38 años, padre de dos niños, que se ha arrojado desde el balcón de su casa en Ierapetra. Los vecinos no pudieron hacer nada por evitar el suicidio y llamaron a la policía una vez encontraron el cuerpo del hombre arrojado en plena calle sin signos de vida y con lesiones graves en la cabeza.

Según los informes, el suicidio se enfrenta a graves problemas financieros y estuvo desempleado por mucho tiempo.

La situación a la que no está llevando el capitalismo empieza ya a superar todos los límites imaginables. Como decíamos ayer en la noticia sobre el suicidio de Dimitros Chritoula. ¿Hasta cuándo?

Ya es, ni más ni menos, que nuestra propia supervivencia la que está en juego. O paramos este sistema asesino, o estamos todos en riesgo.

La noticia en la prensa griega:

No hay comentarios: