martes, 20 de noviembre de 2012

Silencio de los medios ante los sabotajes en Galiza

Silencio de los medios ante los ataques con conteles molotov y explosiones en la noche de la Huelga 

General. Hubo ataques en varios puntos de GalizaUna potente bomba hizo explosión en la madrugada de la huelga general en Ferrol, destrozando una sucursal de Novagalicia Banco. La misma noche, en la misma ciudad, otras dos sucursales bancarias fueron atacadas con cócteles molotov. En el resto de las ciudades del País, más ataques incendiarios, barricadas de fuego, enfrentamientos con la policía, destrucción de establecimientos esquiroles y choques con los burócratas sindicales marcaron la tónica de una jornada de huelga más fuerte y más combativa que nunca. El poder establecido, tanto la prensa, como el Estado, como los Sindicatos, reaccionaron con sorpresa y hostilidad, temerosos de perder el control de una situación cada día más tensa y más próxima a descontrolarse.
La práctica totalidad de la prensa adicta al régimen consintió en silenciar un sabotaje de los más potentes de los últimos tiempos. Pero, al contrario que en la mayoría de las acciones de resistencia galega, la policía española no difundió fotografías ni informaciones sobre el sabotaje, lo cierto es que la detonación de la bomba arrancó la puerta de la sucursal, destrozó las dos cajas automáticas y el falso techo del interior. La sucursal está ubicada en la confluencia entra las calles Alcalde Usero y Ministro Patinho, en el ensanche. Los agentes del TEDAX inspeccionaban el local en la mañana de la huelga, mientras se informaba que las cámaras de seguridad habían grabado a los dos combatientes que colocaron la bomba.
Esa misma noche, también en Ferrol, la sucursal del BBVA de la plaza del Calhao fue atacada, rompiendo con adoquines la vitrina para introducir por el agujero un cóctel molotov. También en la comarca, otra sucursal del NGB fue apedreada en Narón.



No hay comentarios: