lunes, 25 de febrero de 2013

[Fotos] Los vascos honran a sus «gudaris»

Y los vascos volvieron al «pradón» 76 años después para honrar a sus muertos. Medio centenar de militantes de la CNT, ex militantes de la ilegalizada EAE-ANV y la coordinadora vasca de movimientos «memorialistas» desplegaron «ikurriñas» y cantaron el «Eusko Gudariak» en la localidad reguerana de Areces, el mismo lugar en el que entre el 21 y el 23 de febrero de 1937 batallones vascos que combatían en el bando republicano cayeron cuando intentaban tomar las alturas, una posición estratégica en el denominado «pasillo de Grado».
Sus cuerpos están enterrados en una finca conocida como «el pradón de los vascos» y acaba de comenzar el proceso para exhumar las fosas, en un proyecto financiado con fondos públicos que lideran el Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Guipúzcoa. Los vascos que estuvieron ayer en Las Regueras anunciaron que volverán pronto a Asturias en varios autobuses para hacer un homenaje «más potente» y advirtieron a las administraciones de que no se conformarán con una exhumación «de trámite» de los cuerpos de «gudaris» y milicianos enterrados en «el pradón». Quieren que a los restos exhumados se les practiquen pruebas de ADN para que los cuerpos puedan ser identificados. «No vale trasladarlos de un lugar a otro y construir después un monolito», manifestó Luis Fuentes, responsable de Memoria Histórica de la CNT en el País Vasco.
Pero antes, para que esto suceda, el dueño del «pradón de los vascos» tendrá que dar el permiso para entrar en su finca. Las negociaciones con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, adjudicataria de los trabajos de exhumación, no están cerradas. Cuando José Aurelio Suárez Muñiz vio ayer llegar el nutrido grupo de vascos a los lindes de su propiedad, se metió en casa. Su vivienda, el palacio de Areces, albergó un hospitalillo durante la Guerra Civil en el que, según indicó ayer Antxon Gómez, ex secretario de la ilegalizada EAE-ANV, «pasaron a bayoneta a los ochenta heridos que sobrevivieron a la ofensiva» y cuyos cuerpos también estarían enterrados en la finca. Los vascos calculan que son más de cien cadáveres, entre los que también se encuentran, aseguraron, los restos de combatientes asturianos.
Antes de subir a Areces para realizar un acto de homenaje en el «pradón» el grupo (también estaba integrado por militantes asturianos de la CNT) hizo una parada en el puente sobre el Nalón que comunica las localidades de Valduno y Vega de Anzo. Allí también desplegaron sus banderas, lanzaron claveles y rosas al río y pronunciaron sus discursos. Antxon Gómez no esquivó la polémica sobre la discutida participación de combatientes vascos en la Guerra Civil fuera de las fronteras de Euskadi. «Siempre se ha dicho que los vascos no nos implicamos por la República, pero lo cierto es que aquí mataron a 120 militantes de ANV y de la izquierda aberzale y sus cuerpos quedaron desperdigados por estos prados. Participaron en una acción solidaria importante y queremos que se recuperen sus cuerpos», manifestó.
Por su parte, los anarquistas de la CNT fueron los encargados de rememorar que los asturianos también combatieron desde el primer día en diferentes frentes en el País Vasco. «Miles de asturianos perdieron la vida en la defensa de Bilbao, allí combatieron siete batallones con el capitán Mario y es justo recordarlos en el acto de hoy», aseguró Luis Fuentes.
Los vascos trasladaron a Asturias dos brigadas (seis batallones) para colaborar en la ofensiva contra Oviedo y el llamado pasillo de Grado, abierto por las columnas gallegas. El militar Cándido Saseta (cuyos restos ya fueron recuperados del «pradón» hace cuatro años) coordinó en su brigada a «gudaris» del Batallón «Eusko Indarra» de ANV, que eran mayoría; del Batallón «Amayur» del PNV y milicianos del Batallón 24.º «Indalecio Prieto» de UGT. La otra brigada vasca quedó bajo el mando de Benito Rehola y estaba compuesta por los batallones «Rusia» (JSU), «Perezagua» (PCE) e «Isaac Puente» (CNT n.º 3). Todos los hombres que integraron estas formaciones fueron los protagonistas del homenaje celebrado ayer en Las Regueras. Un tributo que sorprendió sobremanera a los lugareños. Se da la circunstancia de que los actos sobre el puente de Valduno coincidieron con la hora de la misa en el pueblo, lo que provocó un ir y venir de coches. Fueron muchos los vecinos que se bajaron de sus vehículos al cruzar el puente y se acercaron a preguntar qué estaba pasando, sorprendidos por el despliegue de «ikurriñas» y demás banderas de las organizaciones presentes en el homenaje.
Los movimientos «memorialistas» vascos resaltaron al final del acto su participación en la denominada «causa argentina», que las víctimas del franquismo iniciaron en 2010, poco antes del juicio que condenó y destituyó al juez Garzón, cerrando así la vía iniciada por este magistrado para investigar y posibilitar las reparaciones judiciales que correspondieran. Fue entonces cuando decidieron recurrir a la justicia argentina apoyándose en los mismos principios jurídicos que aplicó el juez Garzón para investigar los delitos cometidos por las dictaduras en Argentina y Chile. Y nada de hablar de la Guerra Civil. «Lo de 1936 fue un golpe de Estado apoyado por el fascismo internacional que la historia se ha encargado de falsear», afirmó el líder de la CNT. Al grito de «Gora Euskal Herria askatuta» y «Puxa Asturies» los vascos se despidieron con un «hasta pronto».








viernes, 22 de febrero de 2013

No, el capitalismo no agoniza

Desde hace varios meses, oímos y leemos por todas partes que el capitalismo agoniza, que está moribundo, en descomposición. Pero este aserto es completamente falso, y peor aún, es perjudicial en sus implicaciones políticas y sociales. El error tiene un doble plano: el análisis del capitalismo, de lo que realmente es, y la posición política o la estrategia que desarrolla. A menos que sea precisamente lo contrario, hay una hipótesis en discusión: este análisis tratará de su posición política -ideológica, dicho de modo más preciso.
El capitalismo: un concepto cómodo e incómodo
El concepto de capitalismo es a la vez cómodo e incómodo, como todos los conceptos. Porque no son la realidad, sino una formulación de ella. Son muchos los que, a falta de nominalismo o reificación, imaginan que definir la cosa bastaría para darle vida y sentido. Para que el objeto o el fenómeno se conviertan en actor o agente.
Los pensadores libres han desconfiado siempre de esa deriva del intelecto. Podemos retomar la fórmula de Max Stirner, para quien no existe la libertad, y afirmar, a modo de provocación, que el capitalismo no existe, que existen los capitalistas (los asalariados…). Dicho esto, hay que extraer nociones que hagan sistema para tratar de comprender la marcha del mundo, para pensar y actuar sobre lo que deseamos en cuanto a libertad y justicia.
El concepto de capitalismo es cómodo porque pone el énfasis en uno de los factores estructurales del mundo actual, grosso modo desde el siglo XVI, o desde el siglo XIX según los autores: la riqueza material realizada y utilizada como capital, con rentas, préstamos, intereses y salarios, es decir, el trabajo que hace existir y fructificar al capital. Considerar ese capital como un sistema permite igualmente, en un materialismo clásico opuesto a las filosofías idealistas que consideran el mundo como algo guiado por dios o por valores morales abstractos, poner al día la cuestión económica, la de la producción y el consumo de bienes.
Destaquemos de paso, que en su furor frente a la economía actual, algunos rechazan sencillamente la economía en general, incluso elementos simples de la economía como la relación entre producción y consumo, o entre la oferta y la demanda (porque se puede disertar continuamente: de qué, cómo y por qué). Como la crítica del asalariado puede traer consigo una crítica ciega del trabajo, no tanto como relación social sino como esfuerzo individual y colectivo, no será rompiendo el termómetro como conseguiremos que bajen las temperaturas.
El concepto de capitalismo es igualmente incómodo porque frena las condiciones necesarias para hacer fructificar el capital, en cuya primera fila se sitúa el sistema político, el Estado, más exactamente el Estado-nación moderno -formalizado en Europa a partir del siglo XVII- y no sólo él: también el poder en general, político por supuesto pero también espiritual (las religiones, las creencias), moral (en relación al otro, a la muerte, al sexo) o de otro tipo. No es casualidad que los anarquistas insistan en las diferentes formas de poder que alienan al individuo y la colectividad. Dan preferencia antes que nada a los procesos, las relaciones entre los diferentes elementos, más que a uno solo de ellos (como el capital). Se puede decir incluso que el anarquismo es el pensamiento y la acción "políticas" del vínculo, de la relación libre, autónoma y justa entre los diferentes elementos.
El capitalismo vive de las crisis
El capitalismo actual no agoniza. ¿Está en "crisis"? Si por ese término entendemos el paso de una fase a otra sin cuestionar la causa de la naturaleza de los mecanismos, podemos aceptar. También si se quiere insistir en la gravedad y dificultades masivas de este paso. Por el contrario, si dejamos entender que la llamada crisis es el preludio de un hundimiento, ahí hay que desconfiar, demostrando que no es el caso.
No hay que olvidar que el capitalismo siempre ha pasado por crisis, de superproducción, es decir de bajo consumo, de especulación, de caídas de precios o de hundimiento, desde el episodio de los tulipanes en los Países Bajos en 1637 hasta la famosa crisis de 1929 en la que el café acababa en las calderas de las locomotoras…
¿Cuáles serían los elementos nuevos de hoy día? Para Paul Jorion, el capitalismo está en crisis porque "no se puede decir ya, como Keynes, que se puede poner a trabajar a todo el mundo y eso resolverá el problema. Ya no hay trabajo suficiente para eso". De hecho, ¿ha existido realmente el pleno empleo alguna vez? ¿Y qué significa: salarios para todos o para una gran parte de la humanidad? ¿La vuelta al trabajo? ¿Lo contrario del paro?
De hecho, si en algunos países ha habido una tasa baja de paro durante los años cincuenta y sesenta, en Occidente y en Japón, se explica, a grandes rasgos, por el contexto: después de la Segunda Guerra Mundial, que a su vez sigue a la crisis del 29, o después de tanta destrucción, los hombres y las mujeres -y no sólo los capitalistas- han reconstruido, por tanto han producido mucho y han consumido mucho. Lo han hecho con garantías socioeconómicas, obtenidas por luchas, controladas por las burocracias sindicales y la izquierda política en el marco de la llamada Guerra Fría, en la que el enemigo era el supuesto comunismo, y la burguesía debía hacer concesiones. Simplificando, se trata del compromiso fordista en Occidente y toyotista en Japón.
Bajo esta presión, y debido a que una parte de la burguesía o de la intelligentsia hizo su propio balance de la crisis del 29, se establecieron estructuras de regulación tanto económicas (acuerdos de Bretton Woods, FMI, Banco Mundial, etc.) como políticas (ONU, UE, etc.). No vamos a analizar aquí si, como reacción a la ralentización de los beneficios capitalistas en Occidente a principios de los ochenta, la tendencia neoliberal del trío Thatcher-Reagan-Nakasone anticipa o no el hundimiento del bloque soviético que hará desaparecer la prevención anticomunista, o si es la que lo provoca. A partir de entonces se acelera la financiación de la economía. Eso beneficia a la nuevas regulaciones político-económicas (las desregulaciones, sin duda, pero establecidas sobre la base de nuevos reglamentos, jurídicamente fundados y enmarcados por los Estados y las instituciones mundiales), nuevos modos de operar (conversión de la deuda en valores, etc.) y nuevos instrumentos mecánicos (los ordenadores, los programas, la red) permiten esas acrobacias computables a la velocidad de la luz por todo el mundo.
Pero esta economía financiera reposa, tanto al principio como al final, en algo sólido: en la producción de bienes materiales, vendibles, o bienes "culturales" que se han materializado (obras de arte, música, pensamientos, patentes…) y son igualmente vendibles. Sin ellos nada es posible, todo sería aire. Es cierto que, en un momento dado, la pirámide especulativa, el sistema de préstamo del préstamo sobre el préstamo, de créditos y tasas de intereses en cadena, la garantía del bien material está muchas veces lejos. Así es como ocurre cuando los negociantes (siempre a las órdenes de sus maestros capitalistas, no lo olvidemos) especulan con las ganancias que llegarán, que a veces no están ni en germen. Es el sistema mismo del dinero -desde el billete de banco al de la línea informática- en sí mismo, que no vale nada (un trozo de papel, signos en una pantalla), pero funciona porque "todo el mundo" lo cree, y le da confianza el hecho de que pueda traducirse en un bien sólido.
Los capitalistas han especulado mucho y algunos han perdido mucho. Unos se han forrado y otros se han desplumado. Pero como el sistema debe continuar y funcionar, para ellos y por ellos, hay que cubrir las deudas. Se trata, por tanto, para ellos -banqueros, financieros y dirigentes políticos, que son los abogados de los anteriores- de hacer pagar a la masa solvente, al pueblo soberano, tocando sus depósitos bancarios, sus salarios, sus jubilaciones. De privatizar áreas enteras de la economía (infraestructuras, campos, fábricas), porque eso permitirá volver a atrapar a los asalariados, reduciendo sus ingresos. De fabricar nuevos asalariados (y no sólo en China o la India, sino también en nuevos lugares como Asia Central, el Próximo y el Medio Oriente, África…).
El capitalismo, siempre dispuesto a purgar
Por si esto no bastara -porque son necesarios consumidores solventes en un momento dado para que se desarrolle la producción- llegará la guerra para poner los marcadores a cero, o casi. Podemos preguntarnos si las intervenciones en Irak, en Afganistán o en Libia -en nombre de la bella causa pretendidamente democrática- no son un medio para preparar a la opinión pública en este tipo de guerra más destructiva, al margen de la obtención de hidrocarburos. Pero ni siquiera eso es necesario, porque la guerra social con sus "nuevos pobres", la laminación de las "clases medias", la presurización de la clase obrera y la esclavitud de los inmigrantes refugiados ya existe. Se desarrolla a "baja intensidad", por hablar como los estrategas de las escuelas de guerra, un poco por todas partes en los países desarrollados, y no sólo en los barrios de Londres o de Atenas, incluso en China o en Tailandia.
Sin duda, se trata de una cuestión de valor mercantil. Pero contrariamente a lo que piensan los partidarios más o menos confesos de la teoría marxista de la tendencia a la baja de la tasa de beneficio, o incluso los partidarios ecologistas de la tierra que habría llegado a su límite, hay que afirmar aquí que los capitalistas están siempre dispuestos a destruir para volver a construir y extraer su valor, pues la tierra es suficientemente vasta para ello. Porque incluso si algunos recursos llegaran a su fin (los recursos fósiles, pero ¿cuándo?), se utilizarán otros, o se crearán nuevos. Si algunas tierras han perdido fertilidad, habrá otras para cultivar. El carbón era una riqueza en el siglo XIX, el petróleo en el XX, el uranio a finales del XX; los ciclos energéticos se van sucediendo y no es signo de optimismo sino de realismo respecto a la realidad -si se nos permite la redundancia- de la dinámica capitalista.
Se puede decir incluso que la protección de algunas especies, por medio de parques nacionales por ejemplo, constituye un medio de pesar sobre el mercado inmobiliario mundial y por tanto, objetivamente, para favorecer la lógica capitalista que especula con la rareza, lo mismo que la fabrica dando a las masas la ilusión de abundancia (publicidad, hipermercados surtidos, etc.).
¿Por qué pretender que el capitalismo agoniza?
En estas condiciones, ¿por qué pretender que el capitalismo agoniza? ¿A quién le interesa decirlo? La respuesta descansa en una serie de factores que se entrecruzan. No hay que alejar al fantasma típico de las civilizaciones monoteístas del apocalipsis y del fin del mundo, anunciado por los profetas, que ven de este modo legitimado su estatus social y su razón de ser. Tampoco hay que excluir una cierta ceguera propia de la condición humana (en su relación con la muerte, por ejemplo) y del periodo actual, que tiende a confundir los deseos con las realidades. Así, para algunos partidarios de la extrema izquierda, el capitalismo está moribundo porque debe estarlo. No olvidemos que esa ceguera es la característica principal de la cultura de izquierdas que, durante decenios, ignoró el gulag, condenó al ostracismo a los testigos sinceros que venían de la Unión Soviética, o consideraba todavía como un héroe a Fidel Castro. O que, en Francia, estaba dispuesta a votar a un candidato "socialista" director del Fondo Monetario Internacional.
El análisis de los post-marxistas o de los criptomarxistas -de los que no llegaron a enterrar la teoría marxista y los horrores de los partidos marxistas- se une también al de los ecologistas, no sólo en el plano analítico sino también en el político: ambas corrientes creen todavía en el sistema del Estado, parcheado con vagas consignas de "democracia directa" o "democracia participativa". Los primeros están al pairo en cuanto a la cuestión de la propiedad, cuya "alternativa" propuesta por los marxistas fue un fiasco integral. Los segundos, fieles a su herencia ideológica burguesa (Malthus, Haeckel, el Club de Roma…) y cocinados en la religión, no saben qué decir al respecto. A instancias de un Sarkozy que pretende "moralizar el capitalismo", se sienten autorizados a decir que hay que limitar la propiedad privada y los beneficios, por parte del Estado sin duda: y se vuelve a la aporía del socialismo autoritario.
Se comprende, por tanto, el interés subyacente que tienen en pronosticar la agonía del capitalismo. Habría que esperar su caída (¿síndrome del Muro de Berlín que cae, de las dictaduras árabes que han sido atrapadas?), y el Estado, siempre en su sitio, no tendría ya que "hacer otra cosa": un Estado, maquinaria autoritaria, burocrática, jerárquica, que estaría en manos de una nueva clase dominante (los expertos en "multitudes", los gurús de la "desaceleración", los "profetas de la crisis del capitalismo").
Este consenso ideológico, duplicado por el consenso político, hace el buen negocio de la socialdemocracia más suave que jamás haya necesitado el barniz del radicalismo para ganarse partidarios. Se beneficia también, paradójicamente, de un post-fascismo que recuperaría electoralmente el soniquete del miedo ante un ambiente de decadencia, de catástrofe o de fin del mundo. Eso no es incompatible con los intereses de una burguesía que se queja al máximo de sus recursos, de la dificultad para recuperarse, del fin de las utopías, y reclama más sacrificios.
Sin embargo, la humanidad no ha tenido nunca tantos medios para alcanzar la justicia y la prosperidad. No obstante, a comienzos del siglo pasado, un tal Émile Pouget, por no citar más que a uno, denunciaba ya a esos que se recreaban en la "pauperización" inevitable, contra la que no convenía hacer nada, ya que "el exceso de mal produciría la revolución", "mecánica, fatalmente (…) por el juego de las leyes inmanentes de la propia producción capitalista". A nosotros corresponde decidir, en las alternativas concretas, si queremos que vuelva a comenzar la historia…

Philippe Pelletier. Extraido del periódico anarquista Tierra y Libertad. nº 280

jueves, 21 de febrero de 2013

[Grecia] Llamamiento anarquista a la huelga general del 20 de febrero

Frente al ataque frontal del Estado y la patronal tenemos que oponer nuestras luchas combativas, emancipadas y organizadas de una forma horizontal


La crisis sistémica del capitalismo es una condición que pone de manifiesto su carácter antisocial real. Los pretextos y las apariencias se han dejado de lado y la Soberanía ha desatado un ataque brutal contra los estratos oprimidos y explotados de la sociedad, teniendo como objetivo final conducirnos a un estado de indigencia aún peor, y agrandar la diferencia social y de clase entre los soberanos y los explotados.
La transformación del sistema de Poder en un régimen de totalitarismo moderno durante el último período, se refleja en los ataques sin precedentes que ha desatado el Estado. Los desalojos de varias ocupaciones, las movilizaciones forzosas de los huelguistas a modo de una manera de represión de las huelgas, las torturas crueles de luchadores con un claro objetivo de “ejemplificar” y de intimidar, las agresiones asesinas estatales y paraestatales contra inmigrantes, son fenómenos que componen algunos de los aspectos más agudos de la ofensiva total del Estado y la patronal. Es un ataque contra toda la sociedad. Y es la propia sociedad y la clase de los oprimidos las que han de repeler este ataque, a través de la organización en su base, la profundización y la ampliación de las resistencias sociales, y orientarse a la creación de una sociedad de solidaridad, igualdad y libertad.
La ofensiva de los patrones se dirige, con una intensidad particular, al mundo de los trabajadores y los desempleados. A través de los recortes salariales, la abolición de los convenios colectivos, la ilegalización de las luchas de clase, el ataque que ellas reciben por parte de los medios de desinformación masivos, la falta de satisfacción de las necesidades sociales básicas, la exclusión de grandes sectores de la sociedad del acceso a ellas, y el aumento de casos de chantaje del despido con el pretexto del desempleo, el Régimen está imponiendo la indigencia a la sociedad. Ante esta situación, los oprimidos no han de hacerse ilusiones. Las promesas de un regreso a un estado anterior dadas por la Izquierda, tienen como requisitos la adjudicación, la mediación institucional y el regateo con los patrones. Objetivamente funcionan de una manera apaciguadora para la rabia social acumulada y constituyen una barrera para la edificación de un movimiento social y obrero emancipado y organizado desde abajo, cuyo objetivo será la abolición de la explotación del hombre por el hombre.
La huelga general del 20 de febrero, convocada por el liderazgo vendido a la patronal de la Confederación General de Trabajadores Griegos, es una huelga de un día más, sobre la cual no nos hacemos ilusiones. No es el resultado del escalonamiento de las luchas de la clase obrera y de resistencias coordinadas. Durante el período anterior las luchas obreras llegaron a un punto muerto, a causa de las características que les impusieron las lógicas de la burocracia del sindicalismo nutrido del Estado. Estas características nunca han permitido a las luchas obreras secundarias interconectarse y juntarse, sino que las han conducido a la exclusión y a la derrota. En una coyuntura en la que la ofensiva del Estado y del Capital se hace de una manera total y coordinada, los obreros han permanecido desconectados entre sí, no tomaron los sindicatos en sus manos y vieron las luchas que les conciernen siendo encabezadas por sus jefes sindicales.
Oponiéndonos a esta situación, el 20 de febrero debemos estar todos en la calle. Para oponernos tanto al Estado como al Capital y a los jefes sindicales. Porque cada vez que los oprimidos y los explotados andan juntos, esta vez es una gran oportunidad. Una oportunidad para arruinar sus planes. Nuestra presencia masiva y combativa en la calle puede contribuir a que la rabia se exprese, puede dar vida a las luchas y perspectiva a las resistencias emancipadas organizadas de una manera horizontal. Porque cada lucha que tiene en sí la más mínima esperanza de tomar formas más completas, tiene que ser reforzada.
Contra la sumisión, la esclavitud y la miseria social que están promoviendo, la única escapatoria es organizar nuestras vidas lejos de todo tipo de jerarquías, instituciones y mediación.
Contraataque social y de clase, por una sociedad libre y auto-dirigida
Revolución social por el comunismo y la anarquía
Concentración: miércoles 20 de febrero, a las 11:00h, plaza del Museo Arqueológico Nacional, Atenas.
Asamblea de anarquistas por la auto-dirección social

[Rivas Vaciamadrid] Biblioteca Okupada Autogestionada

LA B.O.A. C.S.
Biblioteca Okupada Autogestionada y Centro Social
RIVAS VACIAMADRID

En vista de la situación actual, un grupo de personas de Rivas Vaciamadrid hemos desarrollado un proyecto con acciones para impulsar alternativas, fomentar el tejido social y la cooperación entre las personas o colectivos y trabajar en aquellos aspectos que necesite el municipio.
Para realizar todo esto hemos liberado un espacio que el ayuntamiento decidió abandonar, y en este espacio tienen cabida todas las personas que, como nosotras, quieran trabajar por un mundo mejor. El espacio es autogestionado y son las vecinas y vecinos las que tienen la responsabilidad de trabajar para mantenerlo a flote.
Creemos en valores como respeto, igualdad, horizontalidad, solidaridad, inclusividad, autogestión, apoyo mutuo… y tanto los talleres como otras actividades que desarrollaremos en el centro impulsarán la reflexión y la puesta en acción de estos principios.
Pensamos que las jerarquías anulan el potencial de las personas y fomentan la desigualdad y el autoritarismo, por eso apostamos por una organización horizontal, que parte del debate y la reflexión colectiva para la toma de decisiones. Basaremos el funcionamiento de la organización en los consensos y acuerdos tomados en las asambleas.
Estamos creando un espacio nuevo, construyéndolo y paso a paso vamos caminando, aprendiendo juntos y juntas. Es por esto que estamos en contra de cualquier dogma y utilizaremos la reflexión y evaluación continua para el funcionamiento del proyecto, dando cabida a cambios dentro de este si fueran necesarios.
No partimos de ninguna organización política ni sindical, somos una organización sin ánimo de lucro, que queremos crear un espacio para convivir, no para vivir.
Queremos y podemos demostrar que somos capaces de organizarnos y gestionarnos al margen del poder económico y político que intenta manejar nuestras vidas.

¡ ES HORA DE DESPERTAR !

Y responsabilizarnos de nuestras vidas.

Realmente seremos libres cuando seamos capaces de tomar nuestras propias decisiones sin delegar en nadie. Esta sociedad está acostumbrada al conformismo y la comodidad, a delegar, a no responsabilizarnos de lo que ocurre en nuestro entorno. Por esto queremos romper las cadenas que nos han impuesto y construir otra forma de convivencia. Una convivencia basada en la solidaridad y la implicación de las personas.

La BOA gozará de espacios que podrán utilizar las vecinas y vecinos y allí podrán realizar actividades así como trabajar para construir otras realidades posibles. Es un espacio del pueblo por y para el pueblo y le daremos forma entre las personas que participemos.
Te invitamos a que colabores de manera activa, a que construyas con nosotras y nosotros un lugar donde luchar contra el veneno que está paralizando y durmiendo a la sociedad. En este lugar no encontrarás los muros de anulación ciudadana con los que nos hacen chocar para que nuestra voz se calle sin repercusión. Esos muros aquí no existen, cada persona es valorada como las demás y su voz importa tanto como la de las demás.

Despierta del letargo. Descubre otras posibilidades. Visita la BOA CS.



Rivas-Vaciamadrid (Madrid)
Esquina de Calle Jovellanos con Avenida Pablo Iglesias s/n
Autobuses: 331, 332 y 334
Metro: Rivas-Futura (queda un poco lejos)


[Madrid] Comunicado del ESOA La Dragona ante la visita policial recibida el viernes 8 de febrero


Comunicado de la asamblea del ESOA La Dragona
Emitimos este comunicado para dar a conocer los hechos sucedidos el viernes 8 de febrero y las decisiones tomadas al respecto desde la asamblea del ESOA La Dragona:
En la mañana del viernes 8 de febrero a las 11:00 horas una dotación de policías municipales y bomberos se presentaron en la puerta del ESOA La Dragona, con intención de entrar excusándose en la necesidad de comprobar que el espacio cumplía con las condiciones de seguridad para eventos multitudinarios. La persona que en ese momento estaba dentro del ESOA no les permite la entrada, entre otras cosas por no presentar ningún tipo de orden para hacerlo. Finalmente, los agentes se marchan y le comunican al compañero que la próxima vez que aparezcan será para cerrar el ESOA para el evento del sábado (celebración de carnaval por la autogestión de un colectivo de agroecología).
A eso de las 18:00 vuelven a presentarse varios policías municipales, 2 agentes judiciales, antidisturbios municipales y bomberos, en un despliegue amedrentador que llama la atención de todo el barrio: hasta 15 lecheras se distribuyen por diferentes puntos de los alrededores del ESOA. Al comprobar esta situación la consigna parecía clara: o se les dejaba entrar, o entrarían por la fuerza. Las personas que se hallaban en el interior del ESOA, llamadas por la emergencia de la mañana, deciden permitir la entrada de dos bomberos y dos agentes municipales.
Tras realizar la pertinente revisión, se abre un expediente administrativo que dará lugar a la elaboración de un informe sobre el cumplimiento de las condiciones de seguridad para eventos del ESOA. De no cumplirlo, entendemos que cualquier evento “multitudinario” puede ser desalojado por la vía rápida.
Ante esta situación, la asamblea del ESOA La Dragona entiende que:
1.- El objetivo de esta actuación, que sigue la misma pauta que la realizada unas semanas antes en La Traba, no tiene nada que ver con las condiciones de seguridad en eventos multitudinarios, normas que llevan existiendo casi 20 años y que nunca habían sido usadas contra espacios okupados. No tiene nada que ver, entre otras cosas, porque en este espacio no se realiza ningún evento con ánimo de lucro y porque cualquier persona que entra en este espacio es perfectamente consciente de dónde está y lo hace de forma libre y sin coacción alguna.
2.- Que esta actuación, así como la realizada en La Traba y las que imaginamos vendrán a continuación, no tienen sino un objetivo político de limitar las posibilidades de autogestión de los diferentes movimientos sociales de Madrid, en un momento en el que la estrategia represiva se está centrando en la coacción en base a multas administrativas y en el que los movimientos sociales de Madrid están apostando por la desobediencia como forma de lucha contra un sistema capitalista en decadencia, criminal, corrupto y podrido desde sus bases.
3.- Que nos mantenemos firmes en la idea de que cada barrio necesita un centro social autogestionado que dote de vida política, social y cultural a Madrid, y nuestro barrio no va a ser menos. Que estamos compartiendo un espacio público, rehabilitado a base de manos, sudor, esfuerzo y ganas. Sabemos dónde nos metemos; sabemos cuidar de nosotrxs mismxs. Somos adultxs, libres, responsables, y autosuficientes.
Un abrazo a todxs.
(El ESOA La Dragona ha decidido suspender los eventos que pudiesen ser más numerosos hasta que estudiemos el informe y decidamos cuál es la decisión que cuente con el cuidado y el respeto de tantas horas de trabajo y de tantas personas que han conseguido levantar este espacio para el barrio).
Más abrazos y adelante en la lucha compañerxs.
Asamblea ESOA La Dragona

@ESOA_El_Dragon

¡¡ Alerta Antifascista !! Nazi-fascistas acuden a las movilizaciones de lxs trabajadores de Iberia en Madrid

La infiltracion de elementos nazi-fascistas en movilizaciones sociales, obreras y de estudiantes, cada dia es mayor.


 
!! Fuera fascistas de manifestaciones y movilizaciones obreras ¡¡
No consintamos su presencia

martes, 19 de febrero de 2013

[MAD] Okupación en la Universidad Autónoma.

Kairós es una de las varias palabras que los griegos utilizaban para designar lo que nosotros conocemos como tiempo. En concreto designa lo que podríamos traducir como el “momento oportuno”, el instante eterno, un tiempo que más que transucurrir parece atraparnos en un momento infinito; algo así como el sentimiento que podemos asociar a un orgasmo.



Precisamente creemos que este es el momento oportuno, la ocasión de recuperar una lucha que parece dormida pero que nunca ha dejado de estar presente y, por supuesto, de empezar a crear entre todas el mundo que soñamos. Las medidas de nuestro gobierno neoliberal (y de todos los que le han sucedido) no dejan de golpearnos como derechazos en nuestras caras. Los servicios sociales conseguidos mediante la lucha y el trabajo de nuestros abuelos se desmoronan como un castillo de naipes. Esta situación es especialmente sangrante en el contexto universitario, el que nos es propio y en el cuál desarrollamos nuestras luchas y construimos nuestras ilusiones. En el último año hemos visto cómo nos subían de manera indiscriminada las tasas, cómo reducían las becas a investigadores y estudiantes (las Séneca ya no existen y las Erasmus amenazan con desaparecer, por poner solo dos ejemplos), los derechos laborales del personal universitario se reducen cada vez más. Y ante todo esto la pasividad más absoluta desde los equipos de gobierno universitarios…
Ante esta situación consideramos que nuestras únicas opciones son luchar y crear, y es por ello que hemos tomado la decisión de tomar un espacio vacío fruto como todos de la especulación más desmesurada e irracional, encarnada en nuestro caso en la construcción del edificio Plaza Mayor, una mole arquitectónica que ha demostrado no desempeñar ninguna función que no estuviera ya cubierta anteriormente por el antiguo pabellón de servicios y la librería.
 Por un lado pretendemos que se convierta en un punto de encuentro y referencia para la lucha, para todos aquellos que no se resignan a aceptar el estado de cosas que se nos impone, que desean encontrarse en la asamblea y establecer una línea de acción que pueda imprimir un vuelco revolucionario. Los estudiantes seguimos la estela de los compañeros griegos, canadienses y chilenos, que han adoptado la estrategia de la okupación para fortalecer y extender sus luchas, que en algunos casos han adquirido ya nivel nacional y han confluido con las luchas de los trabajadores en las ciudades. Creemos que ante una ofensiva de la magnitud de la que vivimos actualmente el clima de lucha en nuestras Universidades es más que necesario.
 Por otro lado creemos que Kairós tiene la potencialidad de convertirse en un laboratorio para todas las formas alternativas de situarnos en el mundo y comunicarnos con los demás que tenemos en la cabeza. Entre los impulsores del proyecto existe un consenso mayoritario en torno al hecho de que la Universidad Pública tal y cómo la hemos conocido (y a la defensa de la cuál nos comprometos) distaba mucho de ser un reflejo de nuestros valores y nuestras ideas en torno a la educación. Es por ello que desde este espacio trabajaremos en dinámicas de transmisión del conocimiento diferentes a la clase y el discurso magistral; a la vez que lucharemos contra el consumo, la mercantilización y todos aquellos valores sociales que consideramos que nos impiden vivir en libertad y desarrollarnos plenamente en el mundo actual.
Las personas que nos hemos unido para materializar la idea de okupar este espacio hemos consensuado unos puntos mínimos que pretendemos constituyan las líneas de acción y definición básicas del mismo (tenemos que discutir si los metemos o no):
  • Kairós se define como un espacio de carácter autónomo, asambleario y horizontal. Por extensión, los colectivos y organizaciones que desarrollen actividades en él, además de no promover prácticas autoritarias, han de ser de respetar estos mismos principios .
  • Declaramos este espacio feminista, un lugar donde se subviertan los discursos y relaciones heteropatriarcales propios de la sociedad en la que estamos inmersos.
  • Kairós se constituye como un espacio de encuentro y coordinación de colectivos organizados en una asamblea de gestión.
  • Los colectivos e individualidades participantes nos declaramos abiertamente anticapitalistas, contrarios pues a las dinámicas que nacen de la mercantilización generalizada que sufre nuestro tiempo, dinámicas que evitaremos reproducir. Por extensión, nos comprometemos a no utilizar productos que impliquen explotación animal (y de ningún tipo) adoptando así los principios y prácticas del veganismo. Además consideramos un objetivo fundalmental el promover formas de ocio críticas y saludables que puedan ser una alternativa al ocio fundalmente basado en el consumo de drogas.
 Desde hoy mismo Kairós estará abierto a todo aquél que quiera unirse a la creación de un espacio tanto de construcción de alternativas como de resistencia y beligerancia contra los recortes. Un espacio que además proponga una alternativa integral al sistema de enseñanza actual, donde podamos hacer de la educación lo que nosotros queramos que sea.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Fábrica ocupada en Grecia comienza la producción bajo control obrero. Ocupar, resistir, producir!


"Vemos esto como el único futuro para las luchas obreras."
Makis Anagnostou, vocero del sindicato de trabajadores de Vio.Me


El Martes, 12 de febrero 2013 es el primer día oficial de producción bajo control obrero en la fábrica de Viomichaniki Metalleutiki (Vio.Me) en Tesalónica, Grecia. Esto significa  producción sin jefes y sin jerarquía, organizada a través de las asambleas de los trabajadores con procedimientos de democracia directa. La asamblea de los trabajadores ha declarado el fin de la distribución desigual de los recursos, y ha decidido colectivamente establecer una remuneración equitativa y justa. La fábrica produce materiales de construcción, y los trabajadores han declarado su intención de cambiar progresivamente la producción hacia productos inofensivos para el medio ambiente.

"Mientras el desempleo sube al 30%, los ingresos de los trabajadores llegan a cero, hartos de palabras, promesas y más impuestos, sin recibir sueldos desde mayo de 2011 y actualmente en retención de su trabajo, con la fábrica abandonada por los dueños, los trabajadores de Vio.Me. por decisión de su asamblea general declaran su determinación de no caer en un estado perpetuo de desempleo, sino luchar para tomar la fábrica en sus propias manos y operarla por sí mismos. Ha llegado el momento para el control obrero de Vio.Me.! "(Declaración de la Iniciativa Abierta de Solidaridad, escrita junto con los trabajadores de Vio.Me - declaración completa en viome.org)
Los trabajadores de Vio.Me dejaron de ser pagados en mayo de 2011, y, posteriormente, los propietarios y administradores abandonaron la fábrica. Después de una serie de asambleas los trabajadores decidieron que juntos volverán a poner la fábrica en funcionamiento. Desde entonces, han ocupado y defendido la fábrica y la maquinaria necesaria para la producción. Han diseminado su mensaje a los demás trabajadores y comunidades en todo Grecia, recibiendo un enorme apoyo. La solidaridad y el apoyo de todos estos grupos, comunidades e individuos, ha contribuido de manera importante a la supervivencia de los trabajadores y sus familias hasta el momento.
Esta experiencia de ocupación y recuperación de empresas de parte de los trabajadores no es nueva. Desde 2001 hay alrededor de 300 lugares de trabajo que operan  democráticamente bajo control obrero en Argentina, desde centros de salud, periódicos y escuelas, hasta fábricas de metal, talleres de impresión y un hotel. La experiencia ha demostrado que los trabajadores juntos no sólo pueden operar su propio lugar de trabajo, sino que pueden hacerlo mejor. El ejemplo de Argentina se ha extendido por todo el continente americano, y ahora también por Europa y los EE.UU. En Chicago, los trabajadores de New World Windows han comenzado la producción bajo control obrero después de años de lucha contra los antiguos propietarios y jefes. Ahora en Grecia, los trabajadores están demostrando una vez más que el camino a seguir – saliendo del desempleo, superando la crisis - es el control obrero y la autogestión por procedimientos de democrácia directa. 
 
" Instamos a todos los trabajadores, los desempleados y todos aquellos que se ven afectados por la crisis a confraternizarse con los trabajadores de Vio.Me y apoyarlos en sus esfuerzos por poner en práctica la creencia de que los trabajadores pueden producir sin jefes! Les instamos a emprender la lucha y a organizarse dentro de sus propios lugares de trabajo, con procedimientos democráticos directos, sin burócratas. "(del sitio web del sindicato www.biom-metal.blogspot.gr).
Al igual que con todas las recuperaciones de fábricas, la cuestión de la financiación inicial es central. Mientras que el movimiento de solidaridad ha sido capaz de apoyar a los trabajadores de Vio.Me y sus familias, el capital necesario para continuar la producción es enorme. El sindicato de trabajadores tiene un plan de negocio sostenible, pero se necesitará tiempo para que este dé frutos. Los primeros meses serán decisivos. La ayuda económica puede hacer la diferencia. Cualquier contribución es útil.
Pueden enviar apoyo económico directamente al sindicato de trabajadores de Vio.Me. de Tesalónica a través del sitio web de solidaridad internacional: viome.org

Declaraciones de solidaridad, así como preguntas pueden ser enviadas a: protbiometal@gmail.com

Firmado,

 
Iniciativa de Solidaridad de Tesalónica, Brendan Martin (La Base), Dario Azzellini y Marina Sitrin

Esta iniciativa está apoyada por:

 
David Harvey, Naomi Klein, Avi Lewis, John Holloway, Silvia Federici, George Caffentzis, David Graeber, Mag Wompel (labournet.de) y Cooperativa de Trabajo Lavaca, Buenos Aires, Argentina

vie15. [MAD] Presentación: El error político militar de la República y Anarquistas vengadores

viernes 15 de febrero. 19:30h.

A cargo de los editores.

en LaMalatesta - librería libertaria
c/Jesús y María, 24 de Madrid

Presentación: El error político militar de la República y Anarquistas vengadores
viernes 15 de febrero. 19:30h.
A cargo de los editores.
en LaMalatesta - librería libertaria
c/Jesús y María, 24 de Madrid
------
El error político militar de la República.
La pérdida de la Guerra Civil 1936-1939.
de Abraham Guillén.
“...Si el gobierno republicano español hubiera concedido la independencia al Marruecos español, armando a los nacionales marroquíes, utilizando la flota republicana para hacer desembarcos de guerrilleros moros en su territorio, los generales sublevados no habrían podido desplazar unidades españolas y marroquíes desde África a España. Pero Largo Caballero no era capaz de hacer tal desafío contra Francia, aunque esta nación no daba facilidades a la España republicana para comprar armamentos y abastecimientos, mostrándose así más enemiga que amiga de España. Los republicanos debieron defender su frente de Málaga con una operación estratégica de efecto indirecto: armar y desembarcar guerrilleros marroquíes en la zona española de África. Sin embargo, la defensa de Málaga se confió a unos 20.000 milicianos, incluidos en ellos a algunos soldados leales."
http://www.lamalatesta.net/product_info.php?products_id=4812
-----
Anarquistas vengadores.
Atentados reivindicativos en el mundo del siglo XIX y principios del XX
de Fernando Barbero Carrasco
Sobre las muertes de los personajes y las historias de sus ejecutores anarquistas hay mucha información aquí y allá, fragmentada y a veces contradictoria. El autor ha buscado en las fuentes: libros, publicaciones, archivos, bibliotecas y redes sociales. Ha seguido el rastro de las peripecias vitales de quienes murieron y de los que les mataron y ha intentado determinar el porqué y el cómo de los atentados. Este libro está lleno de datos sorprendentes y ha sido confeccionado aproximándose a la realidad del momento histórico y social sin apartarse de la obligada ecuanimidad y el deseado equilibrio. Mas el fiel de la balanza se inclina relato tras relato a favor de los supuestos verdugos. Hombres que dieron su vida, en consecuencia con sus ideas, para reparar injusticias que para ellos se les mostraban insoportables.
http://www.lamalatesta.net/product_info.php?products_id=4813

jueves, 7 de febrero de 2013

Un afiliado de CNT Compostela detenido. [07/02] Liberado con cargos

Un afiliado de CNT Compostela fue detenido ayer por la tarde en la calle. La acusación: desórdenes en la pasada huelga del 14N. Tras pasar la noche en comisaría y prestar declaración en los juzgados de la ciudad, sigue detenido.
¿Cómo puede ser que tres meses después de una huelga en la que no hubo desórdenes se detenga impunemente a alguien? El motivo es evidente: la escalada represiva que se está viviendo en estos tiempos en Galicia va en aumento, igual que el número de presas y presos políticos.
Al tiempo que se está usando Galicia como laboratorio de las medidas de terrorismo socioeconómico que impone el capital, el estado aprovecha para incrementar la represión contra toda persona activa en movimientos críticos. Un día tras otro hay noticias de detenciones y agresiones por parte de las fuerzas represoras del estado.
Hay convocada una concentración de solidaridad y apoyo hoy a las 20.00 en la plaza de Cervantes.
¡Basta de montajes policiales! ¡Contra la represión!
¡Libertad para el compañero detenido!